Las presiones de CSIF Justicia dan su fruto
08 de Febrero de 2012

El Colegio de Abogados de Jaén, a través de su delegado en Linares, Antonio Barrios, lanzaba hace unas semanas su propuesta para recuperar los actuales edificios de la Escuela Politécnica Superior (EPS) de la ciudad, una vez que ésta se traslade al Campus Científico-Tecnológico, para albergar la futura Ciudad de la Justicia. La idea, que de momento aún no ha sido presentada oficialmente antes la Universidad de Jaén (UJA) o el Ayuntamiento de Linares, ya ha contado con el apoyo de la Asociación en Defensa del Patrimonio Cultural 'Qastuluna'.

En concreto, el colectivo linarense, a través de un comunicado, ha mostrado su apoyo a la idea lanzada por el Colegio de Abogados de la provincia de cara a que se inicie un estudio de viabilidad para que «a medio plazo» uno de los inmuebles actualmente ocupados por la EPS sea la futura ubicación del Palacio de Justicia de Linares. Asimismo, desde Qastuluna, se defiende la necesidad de que, de forma paralela, se estudie junto con los organismos e instituciones implicadas la iniciativa de permutar el actual edificio de los juzgados linarenses, sito en el antiguo Hospital de San Juan de Dios, por el de la Escuela Politécnica Superior.
«Desde el punto de vista patrimonial, Qastuluna apoya esta idea basándose en un aspecto fundamental: evitar las interrogantes de futuro que pesan sobre los edificios de la Escuela Politécnica Superior, una vez que dicha Escuela se traslade al futuro Campus Científico-Tecnológico de Linares, cuando éste se haya concluido», destaca Lorenzo Aguilar, presidente del colectivo en defensa del patrimonio linarense, quien recuerda que las actuales instalaciones de la EPS son dos edificaciones cuya construcción está datada en los años cincuenta y que forman parte del actual Catálogo Municipal de Edificios y Espacios Protegidos.
Asimismo, con respecto a la posible permuta entre los diferentes inmuebles según solicita esta asociación, el colectivo defiende que tanto en la edificación del antiguo Hospital San Juan de Dios, como en el edificio de la calle Los Álamos -donde se trabaja en un proceso de adecuación para poder albergar el Juzgado de Instrucción número cinco de Linares-, sería conveniente establecer actividades o usos definitivos, «ya que se trata de dos edificios que han tenido un uso intensivo en el tiempo con sucesivos cambios y utilizaciones, lo que ha conllevado numerosas obras de adaptación y reformas interiores, e inevitablemente a un acusado deterioro y alteración de sus aspectos históricos y estructuras internas».
Justicia con complicaciones
La idea de recuperar en el futuro las instalaciones de la EPS como Ciudad de la Justicia han sido el resultado de las numerosas quejas generadas por el retraso en la puesta en marcha de la nueva y definitiva ubicación del quinto juzgado de Instrucción de Linares, en la antigua sede de la Escuela Oficial de Idiomas, así como el desarrollo de la actividad diaria en la sede provisional, dentro del Palacio de Justicia actual.
Las críticas, surgidas desde sindicatos como CSIF, así como de los propios ciudadanos, se hacía patente de manos del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), quien mostró hace unos meses su descontento por la elección de una ubicación externa al actual Palacio de Justicia y que, por otro lado, aún no se ha puesto en marcha.
Propuesta de los abogados
En este sentido, desde el Colegio de Abogados han apostado por diseñar un proyecto que favorezca «el crecimiento y mejora del partido judicial de Linares», como es la permuta de uno de los edificios de la actual Escuela Politécnica Superior (EPS). «Creemos que es un proyecto que consigue varias mejoras. Por un lado, se evita que la ciudad pierda un edificio patrimonial como es el caso de la EPS y siga estando al servicio de la ciudadanía. Por otro, el edificio en el que desarrollamos nuestro proyecto tiene espacio suficiente para abarcar todos los juzgados, salas y despachos, pero a la vez permitiría crecer en el futuro, y todo sin que sea una gran inversión para su adecuación», explicaba hace unas semanas Antonio Barrios, diputado y delegado del Colegio en Linares.
Precisamente, la falta de espacio no sólo para crecer, sino para atender de forma adecuada los cuatro juzgados de Instrucción existentes en la ciudad, así como el quinto que desde octubre se encuentra en fase de implantación a la espera de poder contar con una sede propia, son los principales problemas a los que se enfrenta el partido judicial de la ciudad desde hace años.
Ver Galería