La Estrategia de Salud Mental 2021-2026 atenderá la situación laboral y la prevención del suicidio, como reclamó CSIF
13 de Diciembre de 2021

La Estrategia de Salud Mental para los años 2021-2026 aprobada por el Ministerio de Sanidad atenderá, entre sus líneas estratégicas, el enfoque a la situación en el ámbito laboral y la prevención del suicidio, tal y como reclamó la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado.

El pasado 10 de septiembre conmemoramos el Día Mundial de Prevención del Suicidio bajo el lema “Elige Vivir”. En este contexto presentamos una batería de propuestas a los ministerios de Sanidad y del Interior reclamando la citada Estrategia Nacional:

  • Protocolo Antisuicidios específico para los colectivos profesionales más vulnerables como la Policía Local y el personal de la Sanidad, al igual que se ha creado en los casos de la Policía Nacional y la Guardia Civil.
  • Mayor inversión en Salud Mental con un enfoque multidisciplinar.
  • Programas de prevención, detección precoz e intervención ante las conductas suicidas con refuerzo y apoyo psicológico en el entorno laboral.
  • Los suicidios derivados del ámbito laboral deben considerarse accidentes laborales, tras una autopsia psicosocial.
  • Campañas de sensibilización social y visibilización del problema para romper estigmas y tabús y que pueda identificarse: las administraciones deben incrementar sus recursos.
  • Ampliación de los criterios del registro del INE para determinar la actividad profesional del suicida.
  • Promoción de la educación emocional ya desde la escuela.
  • Medidas para dar a conocer los factores de riesgo asociados al suicidio y actuaciones específicas para prevenirlo.
  • Implantación de un servicio telefónico de atención al riesgo suicida, de tres cifras, de carácter público y gratuito.
  • Asesoramiento específico a las familias afectadas.
  • Formación a los profesionales para aprender a gestionar y regular el estrés laboral y los impactos en el trabajo.
  • Formación y capacitación de los profesionales de la Atención Primaria y de los Médicos/Enfermeros del trabajo para identificar grupos de riesgo y técnicas de detección y manejo de conductas suicidas.
  • Pedimos también a los medios de comunicación que se impliquen activamente ofreciendo una información responsable y adecuada sobre el suicidio.

Por todo ello, CSIF se felicita por que se hayan tenido en cuenta nuestras propuestas, si bien seguiremos con atención su desarrollo, teniendo en cuenta las críticas recibidas por sociedades científicas sobre la vaguedad del plan aprobado por el Ministerio.