La Agencia de Medicamentos para la distribución de mascarillas con grafeno, tras la denuncia de CSIF
- CSIF llama a la prudencia porque no se han detectado efectos adversos y esperará a los resultados de los análisis de Sanidad
16 de Abril de 2021

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, dependiente del Ministerio de Sanidad, recomienda que no se utilicen las mascarillas de la marca Shandong Shengquan que contengan grafeno y está investigado sus posibles efectos para la salud, tras la denuncia de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Desde CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado lamentamos el retraso en la retirada de estas mascarillas, ya que lo venimos reclamando desde el pasado lunes, aunque hasta el momento no se ha detectado ningún efecto adverso por su utilización. En este sentido, desde la prudencia, CSIF esperará a los resultados de los análisis por parte de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Asimismo, solicitamos a Sanidad información clara sobre los centros de trabajo donde se han distribuido, el personal que las ha utilizado y la cifra de mascarillas ya retiradas. Es esencial, además, hacer un seguimiento y vigilar la salud de todas las personas trabajadoras que hayan hecho uso de estas mascarillas,

El Ayuntamiento de Madrid, por su parte, recomendó ayer la retirada y la no utilización de las mascarillas fabricadas con grafeno distribuidas entre el personal municipal, después de que Castilla y León, País Vasco y dos hospitales de la Comunidad de Madrid (Infanta Sofía y Príncipe de Asturias) hayan decidido su retirada como medida de precaución.

La decisión se apoya en la Alerta del Gobierno de Canadá sobre el potencial riesgo para la salud por el uso de estas mascarillas y que de manera cautelar ha retirado del mercado todas las mascarillas que contengan este material.

CSIF ya ha comunicado a todos sus delegados en los diferentes departamentos del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos el contenido de este informe para que velen por el cumplimiento de esta recomendación y que se retiren provisionalmente estas mascarillas o, al menos, que se dejen de usar.

Previamente, la Junta de Castilla y León paralizó la distribución de estas mascarillas FFP2, tras la reclamación de CSIF, tras detectarse en centros de salud y hospitales de varias provincias. De igual modo, el Gobierno vasco ordenó la retirada de todas las mascarillas de grafeno de la marca Shengquan que habían sido distribuidas entre sanitarios, profesores y policías autonómicos.

En España, esta marca ha distribuido mascarillas FPP2 con este componente y CSIF las ha detectado al menos en centros de salud de Sevilla, así como en los hospitales madrileños Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares) y en el Ayuntamiento de la capital.

En la Comunidad de Madrid, CSIF ha remitido a sus delegados en todos los hospitales de la región un modelo de solicitud para que pidan en sus respectivos centros la retirada de estas mascarillas FFP2 con grafeno, en caso de que las estuvieran utilizando.

CSIF demanda que se informe adecuadamente y con transparencia a los Comités de Seguridad y Salud Laboral sobre los riesgos reales demostrados, centros donde se ha distribuido, marca y tipo de mascarilla por la que se ha sustituido, así como sobre los estudios que vayan a llevarse a cabo y sus conclusiones.

Además, el sindicato reclama que se proceda a realizar vigilancia de la salud a todas las personas trabajadoras que hayan hecho uso de estas mascarillas, con una escrupulosa valoración del aparato respiratorio.