CSIF exige vigilar la salud y las secuelas de los profesionales sanitarios contagiados de covid
25 de Marzo de 2021

.

El sindicato reclama controles periódicos a los trabajadores del Salud que se han contagiado: más de 4.700, un 20% de la plantilla.

Muchos tienen secuelas y no se les está haciendo ningún seguimiento

.

Zaragoza. (25/03/2021).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige al Salud que haga seguimiento del estado de salud de los profesionales sanitarios contagiados de covid. Hasta la fecha no se ha cumplido con esa obligación de la vigilancia periódica de la salud, según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. En Aragón se han contagiado 4.725 profesionales sanitarios, un 20% del total de la plantilla del Salud. Según los últimos datos proporcionados por la Administración, con fecha 9 de marzo, la pandemia ha afectado a 926 médicos, 1.638 enfermeros, 349 celadores, 1.154 TCAE (técnicos auxiliares en cuidados de enfermería), 215 profesionales de otras categorías sanitarias y 443 de personal no sanitario.

CSIF ha presentado un escrito esta semana al Director de Recursos Humanos del Salud reclamando que se proceda a realizar la vigilancia específica de la salud de las personas trabajadoras en el Servicio Aragonés de Salud que se han contagiado de covid desde el inicio de la pandemia. Es recomendable que tras su incorporación a los puestos de trabajo se haga una vigilancia y seguimiento de las posibles secuelas del contagio, algo que no se está haciendo.

Muchos profesionales sanitarios están sufriendo secuelas físicas y psicológicas tras haber superado el covid: como problemas respiratorios, dermatológicos, musculares, cansancio, estrés, depresión, ansiedad… Solicitamos que se programen reconocimientos médicos y un seguimiento a estos trabajadores. Muchos se han sentido desamparados y olvidados.

“Me contagié de covid en marzo, en abril estuve ingresada en la UCI y en planta. El 25 de mayo la mutua me dijo que tenía que volver a trabajar. En verano empecé a notar secuelas en mi cuerpo: se me caía el pelo, estaba fatigada, tenía dolor en las articulaciones, me salían hematomas. No me llamaron para ninguna revisión ni me han hecho seguimiento. Conseguí que en noviembre me vieran en una consulta post-covid y me hicieran análisis. Me dijeron que ya me llamarían para revisión, pero no me han vuelto a llamar. El 4 de febrero, cuando me tenía que vacunar, me vieron que tenía una herpes zóster en el costado, y desde entonces estoy de baja”, cuenta Natividad Aznar, TCAE en el Servet

.

Con tu CONFIANZA y APOYO lo haces posible

.

Que nadie te engañe:

¡¡ CSI·F LUCHA TODOS LOS DÍAS !!

.

..

Ver Galería