Los 208 bomberos de Huelva, pendientes de la futura Ley de Emergencias para mejorar las dotaciones y los recursos del servicio en la provincia
El sindicato CSIF espera que la nueva normativa sirva para establecer dotaciones mínimas de personal y recursos materiales necesarios para evitar las situaciones precarias que se dan en la actualidad
09 de Marzo de 2021

El sindicato CSIF, a través de su sector de Administración Local, espera que la futura Ley de Gestión de Emergencias de Andalucía pueda dar solución a los problemas de los servicios de Bomberos de la provincia de Huelva. Este colectivo asciende a 208 profesionales, 138 pertenecientes al Consorcio de Bomberos y 70 dependientes del Ayuntamiento de Huelva. La central sindical lleva reivindicando la necesidad de constituir esta hoja de ruta para profesionalizar y homogeneizar los servicios de Bomberos y, de esta forma, establecer las dotaciones mínimas de personal y los recursos materiales necesarios para evitar las situaciones de precariedad que se dan en la actualidad.

CSIF explica que la realidad actual de los servicios de Bomberos hace necesario que se establezcan de forma urgente unas dotaciones mínimas de intervención que eliminen situaciones precarias, entre las que se encuentran, como ejemplo, la de bomberos que se encuentran solos en sus parques ayudados por personas voluntarias, u otros que con sólo dos o tres efectivos no llegan al mínimo básico de intervención que establece la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

En este contexto, se ha aprobado a nivel autonómico por parte del Consejo de Gobierno el inicio del procedimiento legislativo para modificar la normativa vigente actual, que es la Ley 2/2002, y que abarca los distintos ámbitos relacionados con la gestión de las emergencias Andalucía de forma que haya un marco común para las ocho provincias.

En este sentido, CSIF insiste en que “es necesaria y urgente la organización de este servicio esencial y, de esta forma, evitar la disparidad de criterios, recursos, protocolos y dotaciones de plantilla que existen en la actualidad”. El objetivo es poder avanzar en la aprobación de una ley que cumpla con las expectativas planteadas y que se fundamentan básicamente en la mejora de medios materiales y humanos y en la necesidad de una regulación específica.

En concreto, en Huelva, hay 208 funcionarios de Bomberos que necesitan que se definan y homogenicen los grupos de clasificación A1, A2, B y C1 que se corresponden con las categorías profesionales de bombero, cabo, sargento, suboficial y oficial.

Asimismo, el sindicato aspira a que la modificación de la norma ponga también las bases de cara a una formación de este colectivo regulada por el Instituto de Emergencias y Seguridad Pública de Andalucía (IESPA) así como para la coordinación de las unidades caninas y de rescate ante derrumbes o seísmos.

Finalmente, CSIF ha lamentado cómo el colectivo de Bomberos tampoco se libra del abuso de la contratación temporal, que en este caso tiene el agravante de combinar la figura del bombero interino con la condición de agente de la autoridad, que la actual ley establece que debe de tener el bombero funcionario de carrera en el ejercicio de sus funciones.