"Es necesario el respeto a los docentes para que la educación pública funcione"
Entrevista publicada en Huelva Información a la responsable provincial de Educación, Prado Rodríguez
27 de Noviembre de 2018

La lucha por la dignificación de la labor docente, el reconocimiento de su autoridad y el respeto de toda la comunidad educativa son fundamentales para que la educación pública funcione. Así lo entiende el sindicato CSIF que lleva años luchando por un Estatuto Docente y por un verdadero plan de inversión educativa que dote a los centros de suficientes recursos tanto personales como de dotaciones. Prado Rodríguez, responsable provincial de Educación de CSIF, analiza en esta entrevista la actualidad del sector.

En estos últimos años uno de los temas más preocupantes en el sector de la Educación ha sido la pérdida de empleo docente…

Nosotros ciframos en más de 9.000 los docentes que necesita el sistema educativo andaluz. Valoramos las ofertas de empleo que se han puesto en marcha pero no son suficientes. Hablamos de la pérdida de más de 4.500 puestos de trabajo desde el inicio de la crisis y esa merma de las plantillas, lógicamente, repercute en la calidad de la enseñanza, el aumento de las ratios, en la cobertura de las bajas o en la atención al alumnado, sobre todo a aquellos que tienen necesidades educativas especiales.

¿Es más difícil ejercer la docencia ahora que hace unos años?

Además de los recortes de derechos y retributivos, los docentes hemos sufrido otras situaciones que han provocado una actitud pesimista y de desencanto por la desconfianza y el cuestionamiento constante de nuestro trabajo más que por los descuentos en la nómina. La intromisión en nuestra labor, el aumento de las tareas administrativas, la desconfianza por parte de algunas administraciones o colectivos, la falta de transparencia en los procesos o la responsabilidad única que quieren asignar a los docentes en el fracaso escolar minan poco a poco nuestra labor.

Hablamos de respeto al docente, ¿habría que reconocer públicamente su autoridad?

CSIF lleva años luchando por conseguir que eso sea una realidad. Existe una crisis de valores en la sociedad que repercute directamente en nuestro trabajo. El respeto se aprende en casa, con las familias. Se trata de la educación que cada cual inculque a sus hijos y, si existe un problema, no es lógico que se nos señale acusándonos de todo en vez de respetarnos. Si los padres y las madres, en muchas ocasiones, no demuestran confianza hacia nosotros, ¿cómo lo van a hacer los niños? Se trata de una labor conjunta; tenemos en nuestras manos a personas que están creciendo, madurando, aprendiendo en todos los sentidos. Debemos tener presente que la educación empieza y termina en casa. Nosotros aportamos nuestra parte, pero no es exclusiva.

¿Tiene algo que ver esta situación con el aumento de los casos de acoso escolar?

Esa es la preocupante realidad. Todo esté relacionado: si no tenemos valores ni nos han educado en el respeto, la tolerancia o la igualdad, se persigue al que es diferente, al que no se integra en un grupo o al que simplemente saca mejor nota. Las nuevas tecnologías han abierto una ventana a ese mundo con la difusión de imágenes de peleas, discusiones o abusos, que se distribuyen gratuitamente como diversión. Somos testigos de esos comportamientos habitualmente, lo que también permite concienciarnos de esa realidad porque vemos en primera persona lo que ocurre. La educación en el buen uso de las tecnologías es fundamental.

Esa tecnología también ha abierto nuevos canales de comunicación con las familias, entre los padres. ¿Cómo lo valora?

Todo lo que sea facilitar la comunicación y la información a las familias sobre las actividades del centro, la educación de los hijos o los proyectos educativos es bienvenido. No obstante, cada vez hay más casos de grupos de WhatsApp que en vez de utilizarse con esos fines se usan para poner en cuestión a los docentes y sembrar dudas sobre nuestra labor. Se trata, como hemos comentado, de respeto y de entendimiento hacia nuestro trabajo, al igual que nosotros hacemos todo lo posible para comprender y atender a las familias.

¿Son generalizados esos comportamientos?

Afortunadamente no, pero sí es cierto que cada vez se dan más casos. Hay docentes que están desmotivados e incluso, en los casos más graves, acuden con temor a su centro de trabajo si hay alguno alumno conflictivo. Estamos siendo testigos de agresiones, insultos y amenazas a los docentes tanto en colegios como en institutos. Por ello, desde CSIF estamos luchando contra aquellos actores que por obra u omisión están haciendo mucho daño a la dignificación de la función docente y que no son otros que los responsables políticos y la administración educativa que actúan, en muchas ocasiones, como auténticos enemigos de los docentes.

¿Hasta ese punto?

Como ejemplo tenemos el tratamiento de las bajas por enfermedad como una falta más de reconocimiento por parte de la propia Administración educativa, aquella que en teoría más tendría que hacer por la dignificación de los docentes y la promoción de su aprecio social. La normativa sobre bajas por enfermedad aprobada hace cuatro años fue un ataque a los docentes y su consideración social. No por casualidad, una de las campañas del sindicato llevaba el título de “Multados por enfermar” por la injusta detracción de haberes al ponernos enfermos, arrojando sobre todo el colectivo la sombra de la sospecha, la pesada carga de la duda, estigmatizando nuestro compromiso y lealtad e incluso disparando sin rubor contra nuestra credibilidad e integridad profesional.

¿Qué podrían hacer las administraciones?

Es fundamental un consenso entre partidos políticos. Es necesario dejar a un lado consignas partidistas y considerar la educación como el pilar de la sociedad. En la educación está el futuro, nuestro futuro. Y ese es el valor más importante que podemos tener. Tener un marco legal estable, duradero, donde se premie el esfuerzo y se fomente la igualdad de oportunidades. Se trataría de un pacto educativo real y consensuado. Además, necesitamos el Estatuto Docente, una Ley de financiación, incremento de la inversión educativa, el reconocimiento de la autoridad docente y la recuperación de los derechos, entre otras muchas cuestiones. En cuanto a medidas más específicas, la reducción en el tiempo de cobertura de las bajas y la bajada de las ratios resultan imprescindibles para garantizar la calidad de la educación.

El próximo 4 de diciembre hay elecciones sindicales en el sector de Educación. ¿Qué les diría a los votantes?

En primer lugar, a los casi 7.200 docentes de la provincia de Huelva les daría las gracias. Gracias por su trabajo, por su dedicación, por su esfuerzo y constancia, por la entrega más allá de lo que les corresponde. En segundo lugar, los animo a votar porque la abstención favorece a los que nos están recortando nuestros derechos y aquellos que defienden la privatización de la enseñanza. Tenemos que hacer del día 4 de diciembre una jornada reivindicativa, más allá del sentido del voto. Creo que tenemos que dejar muy claro que los docentes estamos orgullos de nuestra profesión y vamos a luchar por recuperar todos los derechos que injustamente nos han robado.

¿Por qué votar a CSIF?

Nosotros tenemos una responsabilidad adquirida con los docentes. Hemos estado siempre en primera línea defendiendo los intereses del profesorado y de una enseñanza pública de calidad: en la calle, en la Mesa Sectorial, en los medios de comunicación. CSIF es un sindicato plenamente consolidado que durante muchos años viene aportando profesionalidad, independencia, coherencia, honestidad y transparencia. Nuestro modelo sindical ha calado hondamente en el profesorado onubense y andaluz, de tal forma que hace ocho años decidieron con sus votos nos convirtiéramos en el primer sindicato de la enseñanza pública en Andalucía. Somos un sindicato serio, comprometido, cumplidor y sobre todo honesto. Concurrimos a estas elecciones con el aval de nuestros logros, reivindicaciones y luchas. No es nuestro estilo conseguir votos de forma desleal menospreciando a ninguna otra organización ni engañando a docentes. Nuestro trabajo, que hemos venido haciendo y demostrando durante estos cuatro años, habla por nosotros.

En el archivo adjunto puedes consultar la entrevista publicada en Huelva Información

Ver Galería
Ficheros Adjuntos: