CSIF acusa al SAS de “fraude” por no pagar a los médicos que asumen pacientes de otros facultativos
Según la central sindical, ante la falta de médicos -especialmente en verano- la Administración reparte los pacientes entre otros facultativos en vez de ofertar el cupo y así evita compensarlos económicamente, contraviniendo la propia normativa del Servicio Andaluz de Salud
20 de Junio de 2017

A pesar de que la Junta de Andalucía ha anunciado un plan de contrataciones que, según ella, “garantiza la cobertura sanitaria” durante los meses de verano, el sindicato CSIF ya rebatió a la Administración por “maquillar” unos datos que realmente encierran una cobertura menor al 30% del personal. Ante esta situación, entre el colectivo de médicos se da una circunstancia que es especialmente grave. La central sindical denuncia que ante la falta de profesionales, especialmente durante la época estival, los pacientes se reparten entre otros médicos con el objetivo de “evitar pagarles por asumir más carga de trabajo”. El sindicato explica que cuando falta un profesional se debe ofertar la denominada “acumulación de cupo” de pacientes a otro compañero al que se le tiene que abonar este concepto en sus retribuciones.

Sin embargo, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) “se salta este paso para evitar pagar a los médicos y directamente redistribuye a los pacientes sin ofertar públicamente ese cupo para los compañeros que quisieran hacerse cargo de él y a los que tendría que compensar económicamente”. Por este motivo, CSIF lo acusa de “fraude de forma reincidente” ya que esta situación se viene produciendo desde hace varios años. “La propia Administración sabe que está saltándose su propia normativa, en concreto la resolución de retribuciones donde viene recogido el abono del concepto de acúmulo de cupos”, lamenta César Cercadillo, responsable provincial del sector de Sanidad de CSIF.

Cercadillo explica que “los gerentes son conocedores de la resolución pero no la aplican para evitar pagarles su trabajo a los profesionales médicos”. Unos facultativos entre los que “se está creando malestar y tensiones”, especialmente entre los trabajan en el ámbito rural y deben desplazarse entre municipios, y cubrir consultas y urgencias al mismo tiempo. Esta situación se agrava en periodo de vacaciones “cuando se aprueban unas sustituciones escasas y la nula contratación de facultativos”.

Por todo ello, CSIF exige que ante la falta de profesionales, el SAS cumpla la normativa y oferte el cupo de pacientes a otros compañeros abonando el concepto y “no se castigue y se cargue más de trabajo a los médicos de familia, sobre todo a los rurales que son los que se enfrentan a situaciones más complicadas al tener que asumir la cobertura sanitaria de varias localidades”.

Finalmente, desde la central sindical se insta a la Administración “a dejar de poner trabas a sus propias resoluciones y a buscar el camino más fácil a costa del sobreesfuerzo de los profesionales y la sobrecarga de trabajo que pone en riesgo la atención al paciente y la calidad de la asistencia que reciben con menos minutos de consulta y más tiempo de espera”. Como es habitual en el SAS “el primer criterio a seguir es el ahorro económico pero siempre en el bolsillo de los trabajadores, nunca en los salarios de cargos intermedios y altos cargos sino en el de los profesionales que sostienen con su dedicación la sanidad pública”. Esto demuestra, según CSIF, “la desfachatez de la Administración andaluza y su doble moral; mientras que se vanagloria de la sanidad maltrata a sus médicos y busca la trampa para eludir sus propias normas”.