CSIF-A reivindica el diálogo como base para solucionar los problemas de la Comunidad en la celebración del 28F
28F
27 de Febrero de 2017

CSIF Andalucía conmemora el Día de Andalucía con un manifiesto en el que reivindica el papel del diálogo como base para solucionar los problemas de la Comunidad, sobre todo el grave número de desempleados que sufre la economía de la región.

El sindicato que preside José Luis Heredia señala que, ahora más que nunca, Andalucía debe dar el paso adelante que los andaluces requieren. CSIF-A, como sindicato comprometido con la sociedad andaluza, hace por tanto un llamamiento al diálogo a todos los agentes sociales, sindicales, políticos y económicos de la región para solucionar los principales escollos que el desarrollo de la autonomía encuentra sobre el camino.

CSIF-A, que también conmemora el décimo aniversario de la reforma del Estatuto de Autonomía, exige, por necesidad, una reformada Concertación Social, que ponga en marcha un Pacto por el Empleo consensuado que renueve el tejido productivo de nuestra tierra. Andalucía, para CSIF-A, no puede seguir dependiendo del turismo y del sector primario como fuentes de productividad, con un empleo basado en la precariedad y en la temporalidad, sin tener en cuenta sectores de futuro como la biotecnología, la aeronáutica o el medio ambiente.

Para la Central Sindical, la misma Concertación del siglo XX no tiene cabida en la Andalucía del siglo XXI, tras no haber dado resultados en la lucha contra el paro, por lo que apuesta hacia un diálogo social más amplio, mucho más renovado, democrático y plural, pero sobre todo mucho más eficaz y eficiente en la lucha contra el desempleo.

De igual modo, CSIF-A insiste que Andalucía necesita y merece una apuesta decidida por los servicios públicos y por los profesionales que los sustentan. Su dedicación y esfuerzo, señala el manifiesto, han sido vitales para evitar su colapso, pero los servicios públicos requieren ahora un análisis sesudo y concienzudo y una reforma que pasa, inevitablemente, por la convocatoria de ofertas de empleo públicos racionalizadas y realistas con el déficit de personal que sufre la función pública andaluza.

Por último, indica que Andalucía necesita y merece apostar por la ciudadanía andaluza, la misma que, con su valía y sin dejar de lado sus raíces, apueste de manera fuerte y decidida por el espíritu de sacrificio que hace 37 años provocó que lográsemos la autonomía plena, con la unión de todas las fuerzas sociales, económicas, políticas y sindicales de nuestra región trabajando juntas y en un mismo sentido para mejorar las condiciones de los andaluces y hacer el espacio democrático, social y cultural que, dentro de la España constitucional, la ciudadanía andaluza eligió en 1980.