El ministerio de justicia ha puesto en marcha un nuevo programa en fase experimental en determinadas ciudades que viene a sustiutir al cicerone(Andalucia)
16 de Mayo de 2011

NUEVAMENTE SIN COMUNICACIÓN PREVIA Y SIN SEGURIDAD DE QUE DICHO PROGRAMA FUNCIONE AL 100%, INDEPENDIENTE DE SU FINALIDAD PARA LA ENTRADA EN SALA Y CON UN DESCONTENTO CASI GENERALIZADO A LOS COMPAÑEROS DE LOS CUERPOS DE AUXILIO Y TRAMITACION.


Los experimentos: con gaseosa
Reclamamos se paralice la utilización del “efidelius” por no estar suficientemente probado.

Estamos hartos de ser los conejillos de indias, en los que se experimentan los inventos de la Administración.
Lo primero que ha quedado claro, al igual que con la entrada en funcionamiento de la Nueva Oficina Judicial, es que este sistema se ha implantado precipitadamente y sin haberlo probado suficientemente.
Por poner un ejemplo práctico, no se pueden volcar los datos del sistema de gestión (Minerva noj), por lo que hay que volver a introducirlos. Y no solo eso, para “reservar” una sala para un juicio, es necesario introducir los mismos datos dos veces.
Exigimos que queden meridianamente claras todas las tareas de cada uno de los Cuerpos al Servicio de la Administración de justicia, antes de implantar esta herramienta informática.
Es necesario un protocolo de actuación en el que se fijen los cometidos de cada uno, con respeto escrupuloso a las funciones reguladas en la LOPJ.

Nos es difícil comprender como un funcionario público puede dar Fe de un acto en el que no está presente pero, sin entrar en discusiones que exceden de nuestro ámbito, para realizar todos los cometidos necesarios en sala con este nuevo sistema, es imprescindible un funcionario de Tramitación y uno de Auxilio continuamente en cada Sala de Vistas.

Después de las charlas recibidas, queda claro que los funcionarios que asistan a los juicios, tienen que estar dedicados en exclusiva a este cometido, por lo que no pueden realizar otra función en toda la mañana de juicios.
Si quieren implantar este sistema, tendrán que aumentar significativamente el número de funcionarios de Auxilio y Tramitación, ya que los actuales juzgados no pueden prescindir de ninguno de sus efectivos para realizar el acto del juicio.

Por todo ello CSI·F reclama la paralización de la utilización del efidelius hasta que se solucionen cuestiones fundamentales en su funcionamiento