La justicia nos da la razón "ABSUELTOS"
10 de Mayo de 2011

La Justicia da la razón a CSI·F y al resto de la mayoría, poniendo el punto de cordura a Fomento

El 11 de marzo del pasado año, CSI·F y la mayoría sindical, nos encerramos en el despacho del subsecretario con la firme intención de abordar la falta de un plan para la viabilidad de Correos, y la despreocupación total y absoluta ante el futuro de los trabajadores de Correos por parte del Gobierno.


Dicho día se saldó con la negativa del diálogo, un desalojo policial, la aprobación sin el consenso de la mayoría sindical de una “nefasta” ley postal y la denuncia de fomento a los 22 sindicalistas que nos negamos al “servilismo” al que parece estar acostumbrada parte de la clase política...

Quince meses después, el 4 de mayo, se ha celebrado el juicio por el famoso “encierro”, donde CSI·F a preguntas del Ministerio Fiscal declaró y motivó, el intento de cambio de una convocatoria telefónica de comida-reunión, a un formato de reunión más coherente ante la grave problemática de la liberalización total del Sector, debido a:

  • la falta de un plan para la viabilidad de Correos
  • la pérdida de 6000 puestos de trabajo
  • la paralización de las negociaciones del Acuerdo y Convenio,
  • y la despreocupación total y absoluta ante el futuro de los trabajadores de Correos por parte del Gobierno.


Con las declaraciones de CSI·F y las de Fomento reconociendo que no se había utilizado la fuerza, ni se había generado situaciones violentas, el Ministerio Fiscal ante la evidencia pidió la absolución de los 22 sindicalistas, justificando que no había motivo de delito ni falta por coacciones, en intentar presionar sindicalmente la negociación y transparencia de una Ley Postal que afecta a todos los trabajadores de Correos.

Y así lo ha ratificado el juez, la absolución de los 22 sindicalistas imputados que pone punto y seguido al despropósito de Fomento y su Ley Postal, despreocupada con el futuro de los trabajadores de Correos. Ahora toca vigilar el desarrollo normativo y sus consecuencias, con cualquier medio de presión a nuestro alcance.