CSIF denuncia la caótica gestión de la crisis por parte del gobierno de la JCCM
03 de Marzo de 2011

Para el sindicato independiente los datos del paro y la deuda en Castilla-La Mancha crean una situación alarmante.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) critica la pésima gestión de la crisis económica que están realizando tanto el Gobierno de Barreda como el que preside a nivel nacional Rodríguez Zapatero.


Los datos de paro ofrecidos ayer nos acercan de manera irrefrenable a los 5 millones de desempleados, demostrándonos lo dramático de la situación, la ineficacia de la Reforma Laboral y la incapacidad del Gobierno para crear empleo a pesar de sus múltiples “ocurrencias”.

Respecto a Castilla-La Mancha, los más de 4.000 parados nuevos de febrero, el montante total de 216.000 desempleados y el escalofriante dato de ser la región más endeudada denota la caótica gestión del Gobierno de Barreda.

CSI·F denuncia lo torticero que resulta justificar estas cifras objetivas diciendo que es para mantener los servicios de los ciudadanos. Acaso en el resto de Comunidades no se mantienen los gastos sociales, sanitarios o educativos.

Para CSI·F, que Castilla-La Mancha sea la región donde más ha crecido el paro en el último año evidencia también la inutilidad de los múltiples planes que la JCCM firma cada pocos meses con CC.OO., UGT y la Patronal.

Por otro lado, CSI·F denuncia la retahíla de casos que demuestran la corrupción y el despilfarro de que hemos sido objeto y que van desde CCM hasta el Aeropuerto de Ciudad Real o al reciente fiasco del Reino del Quijote.

Sin embargo, mientras todo esto ocurre, suben los tipos de interés, el petróleo y el euribor, empobreciendo cada días más a los ciudadanos que se sienten abandonados por la Administración.

CSI·F sigue insistiendo en que sin empleo no hay recuperación y que hacen falta medidas valientes y eficaces que mejoren la situación de los trabajadores y hagan fluir el dinero para autónomos y pequeños empresarios que generan gran parte del empleo existente.

3 de marzo de 2011.