CSI·F denuncia nuevos aspectos negativos en la reforma de las pensiones acordada entre el gobierno, CC.OO., UGT y la patronal
24 de Febrero de 2011


Para el sindicato, mientras se destapan jubilaciones y ERE fraudulentos en Andalucía, intentan ocultar su previsión de elevar en un futuro la edad de jubilación a los 69 años.


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) ya rechazó de forma rotunda la reforma de las pensiones acordada por el Gobierno, CC.OO., UGT y la Patronal porque alarga la edad de jubilación hasta los 67 años, amplia a 25 años el período de cómputo de la pensión y baja el importe de las pensiones por encima de un 20%.



Ahora, CSI·F denuncia que lo pactado encierra la previsión de elevar en un futuro la edad de jubilación a los 69 años, al fiar buena parte del ahorro de la reforma a los retrasos en la edad de jubilación más allá de los 67 años.

CSI·F señala que, según documentos del Ministerio de Economía, los parámetros del sistema se revisarán cada cinco años en función del incremento de la esperanza de vida. Considerando que cada 10 años aumenta en cerca de un año la esperanza de vida, el ajuste quinquenal desplazaría a 69 años la referencia de retiro en 2050.

Por otro lado, CSI·F denuncia que está reforma tan peyorativa para los trabajadores puede encarecer el empleo juvenil y, por lo tanto, dificultar aún más las posibilidades de inserción laboral de millones de jóvenes.

CSI·F denuncia que las jubilaciones y los ERE fraudulentos de Andalucía se suman día a día a la vergonzosa discriminación que supone exigir trabajar 38’5 años al conjunto de los trabajadores españoles frente a las prejubilaciones escandalosas en bancos y grandes empresas.

Para CSI·F, junto al ignominioso recorte salarial de los empleados públicos, el acuerdo de reforma de pensiones de CC.OO. y UGT se convierte en el exponente más significativo de los recortes sociales con que el Gobierno pretende pagar el despilfarro de políticos y empresarios.

CSI·F insiste en criticar con dureza la firma de este acuerdo de reforma de las pensiones por parte de CC.OO. y UGT ya que no sólo empeora el sistema para millones de trabajadores, sino que impide las opciones de jubilación flexible, voluntaria y anticipada por la que llevamos muchos años luchando.