CSIF critica la gestión de la Delegación Provincial en el inicio del segundo trimestre
-El frío en las aulas ha obligado a los padres a recoger a los alumnos una vez iniciadas las clases

14 de Enero de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) critica la gestión de la Delegación Provincial de Educación de Guadalajara en el regreso a las aulas tras la borrasca Filomena, ya que en muchos casos se ha expuesto a un riesgo inncesario a alumnos, familias, docentes y personal de los centros.

CSIF expone que la mejor solución era haber implantado la formación telemática durante miércoles, jueves y viernes, “no era lo más adecuado abrir las puertas, y es que al peligro de las caídas por el hielo se suma el coronavirus. De hecho, muchos padres tuvieron que regresar a por sus hijos porque en las aulas había temperaturas bajo cero”, señala el presidente del Sector de Educación de la Central Sindical en la región, José Antonio Ranz.

Es más, Ranz considera muy desacertada la decisión de abrir mañana los centros de Azuqueca de Henares: “Los alumnos entrarán a partir de las 11.15 horas, no tiene ningún sentido”. Además, el presidente del Sector de Educación recuerda que se debe evitar la presencialidad en aquellas localidades con una tasa elevada de contagios y que se encuentran en fase 3 con medidas restrictivas.

Esta falta de decisión de la Delegación ha provocado que muchos padres hayan optado por no llevar a sus hijos a los centros; en Guadalajara capital se cifra en más del 50 por ciento el absentismo escolar.

CSIF señala que la Consejería de Educación confeccionó el martes unas medidas que “no son concretas”, dejando “una vez más toda la responsabilidad a los equipos directivos y docentes”, y critica la normalidad a la que aludía ayer el delegado de Educación en la provincia, que debería haber adoptado el escenario 3 de la Guía Educativo Sanitario relativo a la formación online.