CSIF pide reforzar los servicios públicos para contener la pandemia y reactivar el mercado laboral
-El sindicato reclama que se acelere el proceso de vacunación en la comunidad autónoma con la intención de controlar la situación actual de contagios
05 de Enero de 2021

El número de parados aumentó en 3.621 personas en diciembre, una subida que dejaba en 186.273 la cifra total de desempleados en el último mes del pasado año, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La agricultura, con la campaña de cosecha de aceituna, ha mitigado el impacto negativo que se ha producido en todos los sectores. El desempleo subía en todas las provincias, el paro femenino representaba el 63 por ciento y la contratación temporal se situaba en el 93,5 por ciento en un mes de diciembre en el que Castilla-La Mancha se convertía en la cuarta comunidad con mayor pérdida de puestos de trabajo.

El ‘annus horribilis’ marcado por la pandemia de coronavirus se cerraba con un balance de 15.962 parados más respecto a 2019 y con las mismas carencias de siempre: precariedad con contratos de corta duración y estacionalidad con excesiva dependencia a procesos primarios que provocan acentuadas subidas y bajadas en la empleabilidad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) destaca que la recuperación pasa por controlar la pandemia de coronavirus, y para ello es preciso acelerar el proceso de vacunación y aumentar al máximo el número de profesionales de ámbito sanitario para hacer frente a la creciente presión asistencial. CSIF lamenta que en Castilla-La Mancha sólo se hayan administrado hasta el momento 1.983 vacunas de las 35.550 recibidas, según datos del Ministerio de Sanidad.

CSIF recuerda que los servicios públicos, en su conjunto, son esenciales para contener la pandemia, para garantizar la actividad en los diferentes sectores productivos y para generar riqueza.