CSIF reclama acciones para prevenir las lesiones musculoesqueléticas
-CSIF incide en la necesidad de la prevención y atención temprana para evitar un alto porcentaje de bajas laborales de los empleados públicos de la región
04 de Octubre de 2019
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reclamado al Gobierno regional un estudio riguroso de los partes de accidente de trabajo para evitar lesiones musculoesqueléticas, para lo que solicita la creación de un apartado dentro del Comité de Seguridad y Salud Laboral para actuar en materia de prevención y atención temprana en este tipo concreto de dolencias.
Los trastornos musculoesqueléticos (TME), que afectan a músculos, tendones, huesos, ligamentos o discos intervertebrales, tienen un enorme impacto en las bajas laborales en el ámbito de la Función Pública, ya que se deben no a accidentes sino a pequeños traumatismos repetidos en el tiempo.
Según los datos publicados por la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, los TME suponen el problema de salud laboral más común en la Unión Europea, donde el 25% de los trabajadores se quejan de dolores de espalda, y el 23% de dolores musculares. En España, según el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, este problema supuso 9.062 incidencias entre enero y agosto del presente año.
Los TME comprenden una gran cantidad y variedad de dolencias. En hombro y cuello las más habituales son el síndrome cervical por tensión, la tendinitis del manguito de rotadores, capsulitis adhesiva y torticolis. Entre los trastornos musculoesqueléticos en mano y muñeca predominan el síndrome del túnel carpiano, tendinitis, tenosinovitis, síndrome del escribiente, ganglión y contractura de Dupuytren. En brazo y codo las más comunes son el síndrome del túnel radial, epicondilitis, bursitis y epitrocleitis. Por último, en la zona lumbar sobresalen la lumbalgia, el lumbago agudo y la lumbo-ciatalgia.
CSIF destaca que la mayoría de los TME se deben a problemas ergonómicos, y como las dolencias no se reflejan de inmediato, la prevención y detección temprana son fundamentales para evitar lesiones que produzcan dolor agudo o éstas se conviertan en crónicas.
El servicio de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF Castilla-La Mancha remitió el 12 de septiembre al Director General de la Función Pública, José Narvaéz, un escrito con la petición de crear un grupo de trabajo específico para frenar las TME en la región y reducir, por consiguiente, el número de bajas laborales.