Indicadores negativos en la bajada del número de desempleados
-El abuso de la contratación temporal, con un 93,6% de relación laboral eventual, predomina en los tradicionales buenos datos de diciembre asociados a la campaña navideña y al sector agrario
03 de Enero de 2019

El número de parados registrados en Castilla-La Mancha se situó en 165.041 personas en diciembre de 2018, con 3.612 desempleados menos respecto al mes de noviembre y 13.528 menos en relación al año anterior según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera positiva la reducción del paro, pero recuerda la baja calidad del empleo generado. De los 67.267 contratos firmados en diciembre, sólo el 6,3% fueron indefinidos: el último mes del año suele ir asociado a la eventualidad con sectores con un comportamiento estacional positivo, aunque no se consigue crear empleo duradero debido al abuso de contrataciones de obra y servicio incluso por horas y días.

La campaña comercial y en hostelería asociada a la Navidad, con 2.667 puestos de trabajo creados, y la recogida de la aceituna, con 1.618 empleos del sector agrario, lideran esta bajada frente a la destrucción de empleos en construcción e industria (1.382 personas). La región, a pesar de los tradicionales buenos datos que presentó en diciembre, no consigue romper la barrera de la estacionalidad.

Además, y como dato negativo, el 64% del total de desempleados son mujeres. Asimismo, también hay diferencias territoriales: el número de parados descendió en todas las provincias salvo en Guadalajara, que destruyó 513 puestos de trabajo.

CSIF piden a los responsables políticos que no caigan en el triunfalismo y que desarrollen un tejido productivo fuerte para acabar con un mercado laboral inestable.