Acotaciones del sindicato CSIF al reciente acuerdo para la mejora del empleo público
21 de Abril de 2017

El sector de la Administración General del Estado de CSI-F, si bien se felicita por el reciente Acuerdo para la mejora de empleo público suscrito por el Ministerio de Hacienda y los sindicatos, cree necesario exponer las siguientes acotaciones al mismo:

-Este acuerdo se ha logrado tras unas intensas y difíciles negociaciones.

-Durante los siete años anteriores el Gobierno había ninguneado a los sindicatos, desatendiendo su obligación de convocar las mesas de negociación.

-El acuerdo no es fruto de la iniciativa del Gobierno para rectificar su errada política de recortes en recursos humanos. El Gobierno ha actuado tras sentirse obligado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que en una sentencia ha igualado las condiciones de despido de los trabajadores fijos e interinos.

-El coste inicial de la convocatoria de más de doscientas cincuenta mil plazas en tres años será muy reducido, porque se sustituirá el sueldo de los interinos por el de los fijos.

-En cuanto al incremento de servicios públicos que contarán con una tasa de reposición del cien por cien, tampoco supondrá mayor gasto, pues los empleados de nuevo ingreso no tienen ni los complementos ni los trienios de los empleados que se jubilan.

-Los interinos no pasarán a ser fijos, son las plazas que ocupan las que serán convocadas en la oferta de empleo público, en concurso-oposición a fin de ser reconvertidas en fijas.

-Se ha abusado por parte de la Administración de la figura del interino, dando un mal ejemplo de temporalidad a la empresa privada, que ha hecho de ello la norma.

-La subida acordada del 1% para 2017 ha sido un trágala del Ministerio de Hacienda, sin margen de negociación. CSIF reclamaba un plan plurianual para recuperar, al menos, el 5% de la bajada que sufrieron los empleados públicos en 2010.

-Entre las mejoras arrancadas al Gobierno por CSIF y otros sindicatos, destacamos la movilidad entre administraciones públicas, una reivindicación largamente demandada, que habrá que esperar a ver cómo se implementa. Y la creación de grupos de trabajo para desarrollar materias tan sensibles como la violencia de género, la calidad de los servicios prestados por las mutualidades y la implantación de la Administración digital, con el ahorro consecuente en el erario público.

Por último, desde CSIF reiteramos nuestra exigencia de que se cree empleo estable para ofrecer un futuro digno a las nuevas generaciones, y que no vuelvan a torpedearse por parte del Gobierno las mesas de negociación en los diferentes ámbitos de la Administración General del Estado, requisito indispensable para avanzar en la consecución de unas mejoras en las condiciones de los empleados públicos y de la calidad prestada a la ciudadanía a la que nos debemos.