Más de 1.000 nuevos profesores inician el curso en Guadalajara
CSIF pide a la Consejería una apuesta decidida por la Enseñanza Pública y para ello deben acabar los recortes que se impusieron a partir del curso 2011-2012

02 de Septiembre de 2016

-CSIF pide a la Consejería una apuesta decidida por la Enseñanza Pública y para ello deben acabar los recortes que se impusieron a partir del curso 2011-2012

-Ratios elevadas, una disminución del apoyo de infantil y un aumento en la carga lectiva del docente son algunos de los problemas que continúan vigentes

El día 1 de septiembre ha comenzado el curso escolar en Guadalajara, y son 1039 profesores los que se han incorporado a los centros de esta provincia después de la adjudicación de plazas del pasado lunes.

De ellos 141 son funcionarios en prácticas, docentes que han aprobado la oposición llevada a cabo en los meses de junio y julio pasados. Los otros 898 restantes son docentes interinos, de ellos 441 son Maestros y 457 impartirán docencia en Enseñanzas Medias.

El número global de interinos se asemeja a las cifras que teníamos en 2010, sin embargo hay una peculiaridad: Hay muchos docentes interinos de Enseñanzas Medias que tienen contrato a media jornada, más de un tercio del total de trabajadores de este cuerpo, y son 159 las vacantes concedidas a tiempo parcial de las 457 totales. Muchas de estas jornadas se deberían haber convertido en jornadas a tiempo completo atendiendo a las necesidades de los centros.

En el Cuerpo de Maestros, junto a los funcionarios en prácticas antes reseñados, se han dado 441 plazas en régimen de interinidad, de ellas 47 han sido a tiempo parcial. El porcentaje de docentes con media jornada es sensiblemente inferior al que se da en Enseñanzas Medias, sin embargo afecta principalmente a las especialidades más relacionadas con la atención a la diversidad: Audición y Lenguaje y Pedagogía Terapéutica, ámbitos donde la enseñanza requiere una mayor atención personalizada.

CSIF solicita a la Consejería una apuesta decidida por la Enseñanza Pública, y para ello deben acabar los recortes que se impusieron a partir del curso 2011-2012 y que lastran nuestra educación: unas ratios elevadas, una disminución del apoyo de infantil, un aumento en la carga lectiva del docente, por poner algunos ejemplos significativos.