Los empleados públicos recuperan desde mañana todos los moscosos, días libres y vacaciones por antigüedad
18 de Septiembre de 2015


- CSIF mantiene las negociaciones con la Administración y buscará nuevas mejoras en el trámite de los Presupuestos en el Senado


Los empleados públicos recuperarán desde mañana todos los días de libre disposición (moscosos), días adicionales de vacaciones y días de permiso por antigüedad que les había recortado el Gobierno, dentro de las medidas de recorte que se aprobaron en 2012 en el decreto de estabilidad presupuestaria. Todos estos días se podrán disfrutar hasta el 31 de enero para que no haya problemas en la prestación de servicios y se consolidan para años sucesivos.

El Boletín Oficial del Estado publica hoy una resolución que recoge este documento negociado con la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y el resto de organizaciones representativas en las administraciones públicas.

CSIF mantendrá las negociaciones con la administración a lo largo de los próximos días e intensificará los contactos para incluir nuevas mejoras para los empleados públicos durante el trámite de los Presupuestos Generales del Estado para 2016, que inician ahora su trámite en el Senado.

En concreto, la resolución publicada hoy incluye los 6 moscosos de los que se disponían antes de 2012, hasta cuatro días adicionales de vacaciones en función de la antigüedad (para empleados a partir de quince y hasta treinta o más años de servicio); y dos días adicionales de permiso a partir del sexto trienio (estos días se podrán incrementar también en un día adicional por cada trienio cumplido).

Además, la resolución establece una duración de jornada general de 37 horas y media semanales, lo que abre la posibilidad a restablecer las jornadas reducidas en algunos periodos, como en verano.

Esta resolución, sin duda va en la buena dirección y esperamos completar con nuevas medidas dirigidas a favorecer la conciliación de la vida familiar (bolsas de horas), flexibilidad para situaciones de enfermedad o violencia de género, o eliminar los descuentos en la nómina por baja médica.

La presión social y el papel jugado por CSIF han hecho mover ficha al Gobierno y rectificar parte de los recortes aplicados sobre estos trabajadores, hechos que van en la buena dirección. Pero queda todavía un largo camino.

CSIF espera que estas medidas tengan continuidad y se recupere la estructura salarial previa a 2010, cuando se produjo la primera rebaja de retribuciones con el Ejecutivo socialista. Desde entonces, se ha producido una pérdida del poder adquisitivo en torno al 25 por ciento. Además, se debe realizar un análisis de las plantillas y blindar los servicios esenciales para que no vuelva a ponerse en peligro el carácter público y la calidad de las prestaciones que reciben los ciudadanos.

CSIF reclama además que se incluya una subida del 2,5 por ciento en los presupuestospara el año que viene para equiparar a este colectivo con el incremento salarial pactado en el sector privado (1 por ciento para 2015 y un 1,5 para 2016)

Asimismo, señalamos la necesidad de incluir un fondo adicional para los colectivos de trabajadores de las administraciones públicas que tengan lo salarios más bajos y que la devolución de la paga extra de Navidad se establezca con rango de norma básica, para asegurar su reintegro en el conjunto de las comunidades autónomas.

Ver Galería