El pasado 16 de marzo de 2015 la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Entidad Caja Rural Castilla-La Mancha, Sociedad Cooperativa de Crédito, firmaron un convenio con el objeto de dotar a todos los centros, de secundaria de titularidad pública de la región, con un dispositivo desfibrilador como elemento de seguridad a disposición del centro educativo y para beneficio de toda la comunidad educativa.

Los centros educativos pueden disponer de un máximo de 797 € para la adquisición de los dispositivos, y siempre que los mismos reúnan las características técnicas que vienen establecidas en el anexo