CSI•F reclama un plan estratégico para correos y un acuerdo general, que garantice su viabilidad, los puestos de trabajo para todo el personal y el servicio postal universal para todos los ciudadanos
10 de Marzo de 2014

DEFENDIENDO LO PÚBLICO

La Central SindicalIndependiente y de Funcionarios (CSI·F), sindicato más representativo en las Administraciones Públicas, reclama hoy en Correos, diversificación, inversiones y más empleo, mediante la puesta en marcha de un Plan Estratégico para el Grupo Correos, que fije los objetivos, inversiones, y servicios necesarios para mantener como mínimo el empleo - funcionarios y laborales - y organice los recursos humanos, y así evitar el fracaso empresarial y preservar la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos.



Bajo el lema “Más empleo. El trabajo suma y la improvisación resta”, CSI·F considera que a Correos como al resto de las Administraciones, debemos exigirle también, que sea el motor que impulse la recuperación económica, social y la creación de empleo. Los recientes datos de pérdida de puestos de trabajo y resultados empresariales demuestran que el Plan aplicado hasta el momento y las políticas de ajuste presupuestario, no son válidos para impulsar la Sociedad Estatal y el Grupo Correos.

Al contrario, los políticos, este Plan y las políticas generales aplicadas en la S.A.E., están generando cifras inaceptables en : las inversiones, el empleo, en los derechos socio-laborales, lo que redunda en destrucción y privatización de servicios, precariedad en el empleo y falta de contratación, provocando incremento de los niveles de pobreza y exclusión social.


Para CSI·F, la inversión en el Operador Público, bien entendida (desterrando el derroche en compras , directores, asesores, duplicidades administrativas. Y por supuesto con decisión para implantar nuestros servicios bancarios, de telecomunicación, etc.), generaría: riqueza en la Sociedad Estatal, empleo, protección laboral, la equidad social y en líneas generales el bienestar de los trabajadores.

Los culpables de la situación del Operador Público no son los trabajadores, son los políticos y los gestores irresponsables, por eso es preciso negociar cuanto antes un Acuerdo General que dignifique al trabajador, defina su función y sus condiciones laborales.