Los funcionarios de la prisión de Albolote se ven obligados a incumplir la normativa del centro ante la falta de personal
INSTITUCIONES PENITENCIARIAS
29 de Noviembre de 2021
Los funcionarios de la prisión de Albolote se ven obligados a incumplir la normativa del centro ante la falta de personal

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada denuncia la “peligrosa práctica” que se está llevando a cabo desde la Administración Penitenciaria en la cárcel de Albolote, donde se incumple sistemáticamente la normativa penitenciaria a consecuencia de la falta de plantilla, una situación ante la que la dirección del centro y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias continúan “haciendo oídos sordos”.

El delegado de CSIF en la prisión de Albolote, José Antonio Molina, ha criticado “la hipocresía de la Administración Penitenciaria que, a sabiendas de que faltan efectivos para acatar todas las instrucciones y órdenes de dirección, obliga al incumplimiento del reglamento”. Por ello, CSIF ha solicitado que cese en “su actitud y facilite los medios personales y materiales suficientes”.
Molina subraya “la correcta actuación y el esfuerzo que está realizando la plantilla, triplicando el trabajo para evitar incidentes y desarrollar con normalidad todas las actividades que se realizan a diario en una de las prisiones más masificadas de España y con menos incidentes”.

Un funcionario por cada 100 internos
La Central Sindical ha criticado que en la prisión de Albolote haya solo un funcionario por módulo, donde se concentran una media de 90 a 115 internos. Entre las labores del funcionario que atiende un módulo se suman los recuentos, la revisión de patios, zonas comunes y celdas, cacheos y requisas de enseres, reparto de desayuno, acompañamiento a los distintos profesionales que acceden al centro, entrega de correspondencia y documentación, recogida de instancias y registro, problemas que plantean los internos, cambios de celdas, reparto de comida, además de la labor de vigilancia.

En este contexto, y tal como explica el delegado sindical de CSIF en Granada, “además los funcionarios continuamente se ven obligados a abandonar su módulo y dejarlo sin vigilancia para llevar o recoger internos de los distintos departamentos por requerimiento de los jefes de servicio porque no hay suficiente personal, por ejemplo, para la correcta realización de actividades educativas o deportivas, permisos, identificación, atención médica o enfermería, cambio de internos de módulo o para cualquier imprevisto que surge a diario”.

Molina denuncia que “no solo debemos incumplir el reglamento para que las actividades del día a día de la prisión no se vean bloqueadas, sino que además si ocurre algún imprevisto en el módulo en nuestra ausencia podríamos ser sancionados”. Por ello, el sindicato recuerda que el centro penitenciario de Albolote arrastra un déficit de más de 85 efectivos en su RPT, es decir, más del 17 % de la plantilla está sin cubrir, y urge a aumentar de forma inmediata el número de efectivos “así como a supervisar y modernizar las infraestructuras del centro”.