CSIF Granada exige poner fin a la política de contratación “asfixiante y precaria” en Correos
CORREOS
16 de Noviembre de 2021
CSIF Granada exige poner fin a la política de contratación “asfixiante y precaria” en Correos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, alerta de la situación que padece el personal de Correos en la provincia de Granada. El responsable de Empresas Públicas Estatales de CSIF Granada, Antonio Torres, critica que “la empresa va en dirección prohibida con una política de recortes basada en una contratación deficiente y que tiene asfixiado económicamente al personal”.

Al respecto, el responsable provincial detalla que la falta de contratación afecta a todas las unidades pero la precariedad de contratos de jornada parcial y de fines de semana se acentúa especialmente en el Centro de tratamiento Automatizado (CTA) de Granada. En este centro, durante el mes de octubre se realizaron un total de 43 contratos de los que solamente 6 se destinaron a jornada completa (el 14 % de la contratación), 15 a parcial de 4 horas (el 39 % del total) y 22 restantes para fines de semana.

La falta de personal afecta también al personal fijo, funcionarios y laborales, “que se ven desbordados a diario, sin posibilidad de cubrir bajas o permisos con una presión crónica e innecesaria”, añade Torres. Para el responsable sindical la única solución es que Correos entienda “que es imprescindible un cartero en cada sección, cubrir todas las plazas de ventanilla y pabellones a tiempo completo, así como el resto de puestos”.

Sin respuesta al plan voluntario de vehículos de empresa

Por otro lado, el pasado mes de junio, Correos se comprometió a acometer un plan voluntario de vehículos de empresa para los 135 carteros rurales que aportan su propio coche para las tareas de reparto en la provincia y que a día de hoy está “aparcado”. CSIF lamenta la falta de respuesta por parte de la empresa, que acordó realizar encuestas para comprobar el número de empleados que preferían seguir aportando su propio coche y aún no ha concretado nada.

El sindicato recuerda que “los carteros rurales pierden cada día más dinero” y reivindica actualizar el plus de 0,23 euros con el que se compensa a quienes aportan su propio coche en concepto de mantenimiento y combustible, “una cantidad congelada desde el año 2011 que no corresponde al coste de la vida que se ha elevado en más de un 8 por ciento en los últimos años ni al precio récord que tiene en la actualidad la gasolina”.