CSIF traslada su cuarta jornada de protestas al hospital Virgen de las Nieves de Granada para exigir al SAS que rectifique su política sanitaria
SANIDAD
11 de Noviembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada, primera fuerza sindical multiprofesional del Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha vuelto a movilizarse este jueves en Granada, junto a UGT y CCOO, contra la pérdida de 8.000 profesionales de la sanidad pública andaluza a los que no se ha renovado el contrato “a pesar de ser completamente necesarios en el sistema sanitario público”. El sindicato ha replicado de este modo al gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, que hará “todo el ruido que sea necesario en defensa de la sanidad y del personal que ahora se ha quedado en la calle después de dar lo mejor de sí durante la pandemia”.

De este modo ha respondido la responsable de CSIF Sanidad Granada, Matilde Núñez, que ha respondido a las declaraciones del máximo responsable del SAS en las que éste decía que la situación “no es para que sindicatos estén armando este ruido”. El sindicato ha aplaudido la participación registrada en esta cuarta jornada de concentraciones, al tiempo que ha insistido en que “los trabajadores y trabajadoras que fueron contratados para reforzar la lucha contra el coronavirus siguen siendo imprescindibles” y que “en el SAS no sobra nadie”.

Además ha pedido “que la Administración abandone el maltrato al que está sometiendo a un sector esencial, en el que hay un déficit acumulado de unos 15.000 profesionales de todas las categorías”.

Al igual que en las tres jornadas anteriores, las concentraciones se han sucedido en todas las provincias de Andalucía al mismo tiempo para visibilizar que “los 8.000 profesionales que se han quedado fuera han arriesgado su vida durante los momentos más críticos de la pandemia, se los ha llegado a calificar como héroes y sin embargo la única recompensa que van a recibir muchos de ellos es el despido, en lugar de contribuir a paliar el histórico déficit de personal que existe en la sanidad pública andaluza”.

Las tres organizaciones sindicales convocantes consideran que “poner en la calle a más de 8.000 profesionales supone una grave merma en la calidad de la actividad asistencial” y exigen también a la Administración que facilite toda la información sobre el Complemento al Rendimiento Profesional (CRP) de 2020. También critican que aún haya bolsas de más de 60 categorías profesionales sin baremar, con listados de 2019 e incluso antes.