CSIF Granada pide que se reconozca con formación y un trato digno e igualitario al colectivo de celadores de la sanidad granadina
SANIDAD
05 de Noviembre de 2021

Con motivo del Día del Celador, el sindicato exige que se actualicen las funciones de los 1.144 profesionales de esta categoría que hay en el sistema sanitario público de Granada y que se cree un módulo específico de Grado Medio de FP.La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada, primera fuerza sindical multiprofesional del Servicio Andaluz de Salud (SAS), celebra este viernes, 5 de noviembre, el Día del Celador bajo el lema Invisibles por su trabajo, pero imprescindibles para ti y pide un reconocimiento a la labor que desarrolla este colectivo profesional, que es esencial en la sanidad pública y ha tenido además un papel primordial en el marco de la pandemia de la covid-19.

La Central Sindical ha reivindicado “un trato digno y en condiciones de igualdad al del resto de profesionales de la sanidad pública” para los celadores y celadoras, al tiempo que ha exigido mejoras en formación para este colectivo, formado en Granada por 1.144 profesionales, 5.200 en toda Andalucía.

“Aún queda mucho por hacer desde la Administración sanitaria para que este colectivo sea valorado y reconocido como se merece, por ejemplo, que se actualicen sus funciones que se encuentran reguladas por un estatuto que data de hace casi medio siglo y que ha quedado obsoleto”. Así lo ha expresado la responsable de Sanidad de CSIF Granada, Matilde Núñez, quien ha apuntado que ocho de cada diez celadores quieren ser considerado personal sanitario y siete de cada diez creen que deberían tener una formación específica que mejorara sus funciones y competencias, según un estudio realizado por el sindicato a través de más de 3.800 encuestas en toda España. En este sentido, el sindicato defiende la creación de un módulo de Grado Medio de Formación Profesional dentro de la Familia Profesional Sanitaria.

Por otro lado, la responsable sindical ha recordado que el colectivo de celadores ha sufrido un elevado porcentaje de contagios en la pandemia, al haber sido considerados inicialmente colectivo con exposición de bajo riesgo, con lo que se dejó a la arbitrariedad de los centros el dotarlos o no de medidas de protección colectiva en puntos de atención directa a las personas usuarias.

Entre otra serie de medidas, CSIF también reclama la mejora en la evaluación de puestos de trabajo según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, tanto por el incremento de las cargas, como por los riesgos de seguridad y biológicos, en una profesión con uno de las mayores tasas de lesiones músculo-esqueléticas. Del mismo modo, se requiere una mayor atención a esta categoría en los planes de formación de los centros, con cursos específicos, tanto en PRL, movilización de cargas y atención al usuario.

Por último, el sindicato pide “un mejor reparto de incentivos y complementos que reconozca la penosidad de la categoría”, así como “un salario digno y unos complementos menos discriminatorios, junto al acceso a la carrera profesional”.