CSIF-A denuncia la caótica colocación de Maestros y exige urgentes soluciones
ACTUALIDAD | EDUCACIÓN
26 de Julio de 2019
  • El sindicato exige más transparencia en la publicación de los listados para poder conocer todos los datos necesarios que permita comparar resultados con años anteriores
  • CSIF Andalucía pide que se convoque de forma urgente Mesa Sectorial de Educación para abordar la problemática y dar solución a la disminución de plazas de Primaria adjudicadas

CSIF Andalucía, primer sindicato de la Educación pública en Andalucía, denuncia que la colocación del cuerpo de Maestros “ha sido caótica”. El sindicato ha recibido infinidad de quejas en todas las delegaciones provinciales, a lo que hay que sumar el deficiente funcionamiento del servidor de la Consejería de Educación pues “se ha caído de forma continuada”, explica Francisco Hidalgo, presidente del sector de Educación de CSIF-A.

Prueba del desorden quedan de manifiesto en las personas que “literalmente han desaparecido de las listas de interinos, bolsas de interinos sin publicar o funcionarios en prácticas a los que no se les ha adjudicado plaza alguna”.

A todo lo anterior, hay que sumar el hecho de que se ha reducido considerablemente el número de Maestros interinos de la especialidad de Primaria colocados este año con respecto al curso anterior.

Según Francisco Hidalgo, esta disminución “puede ser el fruto de la instrucción del 26 de junio mediante la cual, la Consejería de forma unilateral cambió sustancialmente la carga horaria de las materias de educación Primaria”.

Por este cambio, en su momento CSIF-A ya se posicionó en contra y pidió que no afectara de forma negativa ni a las plantillas de los centros ni a las vacantes.

Una de las cuestiones que más está estresando a las “víctimas de los listados publicados” es que no se permite una consulta de todos los datos de los participantes, de forma que si se ha producido algún error, no se puede realizar la reclamación pertinente ni la causa del mismo.

“Para CSIF-A la situación que se ha provocado es muy preocupante porque no existen garantías de que estos errores se solventen en la colocación definitiva y cientos de docentes se vean perjudicados por la incapacidad de la Consejería”.