Para solicitar la conciliación familiar, no es necesario demostrarla
El Tribunal Superior de Justicia de Galicia da la razón a una empleada que había demandado a su empresa tras rechazar ésta su petición de conciliación aduciendo que los abuelos podían hacerse cargo del menor.
17 de Julio de 2019

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) ha determinado que en el momento de pedir la conciliación de la jornada laboral, "el empleado no está obligado a demostrar que no puede conciliar su vida personal y laboral por otros medios". La sentencia subraya que la decisión de la empresa debe ceñirse al horario escolar del hijo de la empleada independientemente del entorno familiar o económico de la misma, es decir, sin tener en cuenta si el centro educativo ofrece servicio de comedor, o si podría encargarse el cuidado del menor a los abuelos del mismo, entre otros aspectos.

Más información aquí.