CSIF denuncia que el alto déficit de fisioterapeutas en la provincia castiga a Granada con 1 profesional por cada 9.000 habitantes
DÍA INTERNACIONAL DE LA FISIOTERAPIA/ SANIDAD
07 de Septiembre de 2018
CSIF denuncia que el alto déficit de fisioterapeutas en la provincia castiga a Granada con 1 profesional por cada 9.000 habitantes

Coincidiendo con el Día Internacional de la Fisioterapia, que se conmemora mañana 8 de septiembre, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia la escasez de profesionales de fisioterapia y rehabilitación en la provincia de Granada. Así, el sector de Sanidad de CSIF Granada alerta que la plantilla actual del Servicio Andaluz de Salud (SAS), de 107 efectivos en Granada (56 en los dos hospitales de la capital, 13 en el área de gestión Sur, 13 en el área de gestión Nordeste, 10 en los centros de salud de la capital y 15 en los centros de salud del área metropolitana), debería multiplicarse por siete para cumplir con las ratios recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estima como óptima la cifra de 1 fisioterapeuta por cada 1.200 habitantes.

El responsable de Sanidad de CSIF Granada, Victorino Girela, explica que “esta abrumadora falta de plantilla obliga a los granadinos a compartir 1 fisioterapeuta por cada 9.000 usuarios en la sanidad pública, que deriva en alarmantes listas de espera y en tiempos de tratamientos insuficientes”. El envejecimiento progresivo de la población y el aumento de patologías crónicas junto a la falta de medios y de personal “provoca listas de espera insostenibles de hasta seis meses, de dos en casos graves como la atención al ictus, desde que un paciente es visto por su médico de Atención Primaria hasta que se le aplican los tratamientos de rehabilitación por parte del especialista”, añade.

Girela exige que la Consejería de Salud refuerce las plantillas “tanto en atención primaria como especializada al menos en un 30 o 40 % para igualar las ratios de otros países europeos como Finlandia y que permitan ofrecer un servicio público completo y de calidad a los pacientes y no precario y obsoleto que obliga a los pacientes a recurrir a la fisioterapia privada en muchos casos”.

Por ello, CSIF Granada demanda la necesidad imperiosa de aumentar las plantillas de fisioterapeutas en la provincia sin olvidar la importante labor de estos profesionales en la prevención y educación sanitaria, que evitaría grandes costes al Sistema Nacional de Salud y que actualmente está casi olvidada.