El Día Internacional del Bombero Forestal.
04 de Mayo de 2018

En CSIF el 4 de mayo conmemoramos el Día Internacional del Bombero Forestal. Este día se instituyó en 1998 como homenaje a 5 combatientes que perdieron su vida en un incendio forestal en Linton, Canadá. . Aquel hecho, que se suma a otros incidentes trágicos ocurridos en la extinción de incendios forestales por todo el mundo, ha significado el inicio de un movimiento que se ha ido extendiendo poco a poco por diversos países y pretende recordar y homenajear a todos aquellos que sufrieron daños combatiéndolos.

En España los incendios son uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos todos los años y cada vez con mayor virulencia. El cambio climático, el abandono del medio rural, la ausencia de políticas forestales y la mano del hombre, propician este fenómeno, que provoca altísimos costes ambientales, económicos y sociales que sufrimos en nuestro entorno.

En este contexto, CSIF quiere reconocer y agradecer el compromiso y la dedicación de todos los profesionales que se dedican a la prevención y extinción de incendios forestales en nuestro país.

También queremos denunciar que las condiciones laborales de los efectivos que trabajan en los operativos de prevención y extinción de incendios forestales -OPEIF- están muy lejos de ser las adecuadas. La precariedad en una profesión de alto riesgo y con tan altos índices de siniestralidad resulta muy preocupante y requiere de voluntad política y soluciones urgentes, que permitan ofrecer a la sociedad un servicio público de calidad y unas condiciones laborales dignas.

En este sentido, se tienen que habilitar los mecanismos que permitan el acceso al colectivo a la aplicación de coeficientes reductores en la edad de jubilación.

CSIF considera imprescindible la creación de una ley básica nacional de Bomberos Forestales que determine las condiciones en las que desarrolla su trabajo todo el personal que se dedica a la prevención y extinción de incendios forestales por todo el territorio nacional y reconocidos profesionalmente en la Clasificación Nacional de Ocupaciones con el código CNO-5932, ocupación profesional de bombero forestal cumpliendo así con la legislación vigente.

Bajo una misma categoría profesional, y al amparo de una regulación normativa se pondría fin a la disparidad de denominaciones, funciones y condiciones laborales que existen en las distintas Comunidades Autónomas.