CSIF-A valora el Proyecto de Ley de FP, pero pide “claridad y precisión sobre la normativa que regirá a sus docentes”
ACTUALIDAD | PARLAMENTO
23 de Abril de 2018
  • El presidente del Sector de Educación, Francisco Hidalgo, reclama una apuesta “conjunta del Parlamento, del Gobierno y de la sociedad andaluza para la lograr una FP que cree empleo”
  • Insiste en la importancia de tener “otra financiación para Andalucía, que ayude a mejorar los niveles de calidad en la educación pública andaluza y en los centros docentes”

CSIF Andalucía ha valorado el Proyecto de Ley de Formación Profesional, por ayudar a la consolidación de esa modalidad educativa en Andalucía, pero ha requerido más “precisión y claridad” sobre la normativa que regirá a los docentes de la FP.

Así, el presidente del Sector de Educación de CSIF-A, Francisco Hidalgo, ha reclamado en la Comisión de Educación del Parlamento de Andalucía “más datos en lo referente a la organización y enseñanzas a impartir, que están creando preocupación, temores e incertidumbres en los docentes andaluces, vitales para el desarrollo de este Proyecto de Ley y de la educación pública en Andalucía”.

Por ello, anunció que desde CSIF-A se va solicitar a la Consejería de Educación “un acuerdo de garantías para evitar, si fuera el caso, perjuicios al profesorado en sus condiciones laborales como consecuencia de la aplicación de la futura Ley. La formación permanente del profesorado es una asignatura pendiente en el sistema educativo español y andaluz. Lo general es que el profesorado voluntariosamente, con su tiempo y dinero se vaya haciendo un itinerario formativo. En todas las enseñanzas y en concreto en la Formación Profesional es fundamental la actualización del profesorado atendiendo a los avances científicos, tecnológicos y las demandas del mercado de trabajo”.

De igual modo, reclamó la presencia de las organizaciones sindicales en el Consejo Rector del Sistema de Formación y Cualificación Profesional de Andalucía, aunque criticó que sus funciones sean similares a las del Consejo Andaluz de Formación Profesional, “por lo que no alcanzamos a comprender la existencia de dos órganos de tanta similitud con la carga presupuestaria y la burocratización que conlleva”.

Por último, Hidalgo reclamó una apuesta “conjunta del Parlamento, del Gobierno y de la sociedad andaluza para la lograr una FP que cree empleo, basada en el modelo Dual que impera en Europa. Entendemos que hace falta estabilidad normativa y una Ley de Financiación que garantice la inversión basada en otro modelo de financiación autonómica que la aleje al albur de voluntades y situaciones políticas. La FP es una base importante para la creación de empleo en Andalucía y debe ser tratada con esa importancia tanto por partidos, sindicatos, administraciones y obviamente por la sociedad andaluza en su conjunto”.