Concentración en defensa de la jornada laboral de 35 horas semanales en la Administración Pública
35 HORAS / CONCENTRACIONES
12 de Septiembre de 2017
Concentración en defensa de la jornada laboral de 35 horas semanales en la Administración Pública

Esta mañana, a las 12:00 horas y de manera simultánea, se han concentrado trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública andaluza en las subdelegaciones del Gobierno de las provincias andaluzas. Estas concentraciones se encuadran dentro de las medidas de presión que acordaron CSIF, UGT y CCOO para mostrar su rechazo a la petición, por parte del Gobierno central, de la suspensión cautelar de la aplicación de la jornada laboral de 35 horas semanales en la Administración Pública andaluza.

Los tres sindicatos denuncian que el Gobierno estatal hace caso omiso al acuerdo llegado en Mesa General de Función Pública de la Junta de Andalucía, cuando por unanimidad entre el Gobierno Andaluz y los sindicatos se llegó al acuerdo de volver a las 35 horas por los beneficios que aportan a los profesionales de la Administración Pública andaluza y a la ciudadanía en general: generación de empleo (entre 7.000 y 9.000 puestos de trabajo en la Administración Pública), conciliación de la vida familiar y mejora del servicio que se presta a la ciudadanía.

Así, en Granada, el presidente provincial de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, Germán Girela, ha calificado de “desacertado e injusto” el recurso del Ejecutivo Central de la jornada de 35 horas semanales, recordando que su revocación sería un “atropello a más de 270.000 empleados públicos en toda Andalucía, que han sido uno de los sectores más castigados desde la crisis”. El máximo responsable de CSIF Granada advierte del perjuicio que supondría esta “decisión ya que vendría a mermar aún más los servicios públicos andaluces, sobre todo en sectores básicos como la Sanidad, al suponer la pérdida de entre 7.000 y 10.000 puestos de trabajo en toda la Administración andaluza”. Asimismo, Girela puntualiza que la impugnación de las 35 horas “castigaría aún más al colectivo de empleados públicos de Granada que ha visto cómo desde el año 2011 se ha reducido su plantilla en más de 6.085 trabajadores".

CSIF Granada advierte de los perniciosos efectos que esta medida tendría a corto plazo en el desempleo, en el consumo, en la recuperación económica y en la calidad asistencial de los servicios públicos esenciales en la provincia y confirma que mantendrá la presión sindical hasta la resolución del conflicto, animando a todos los trabajadores y trabajadoras del Sector Público andaluz a secundar las acciones sindicales conjuntas.