CSIF Granada rechaza la imposición del nuevo plan bilingüe de la Junta de Andalucía a los docentes
Educación
07 de Febrero de 2017
CSIF Granada rechaza la imposición del nuevo plan bilingüe de la Junta de Andalucía a los docentes

CSIF Granada ha criticado la nueva estrategia puesta sobre la mesa por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía para extender el aprendizaje de dos lenguas extranjeras hasta la Educación Secundaria. La responsable de Educación de CSIF Granada, Victoria Pineda, considera que “si el objetivo de este plan es mejorar la competencia lingüística del alumnado, debería contemplar el correspondiente aumento de personal”.

Además, la responsable del Sector de Educación estima que “la realidad de los centros educativos públicos de Andalucía dista mucho de los niveles de referencia que se pretenden alcanzar si tenemos en cuenta cuestiones como las ratios actuales. No se pueden adquirir los conocimientos necesarios para obtener un B2 con las ratios que contemplan muchos colegios e institutos de la provincia por encima de la media”.

La Central Sindical no entiende por qué este plan no ha sido ni presentado ni consensuado con las organizaciones sindicales ya que no se pueden crear programas sin aumentar la plantilla docente. Más bien, apunta Pineda, “parece que la presentación de este plan bilingüe es una puesta en escena de la Junta con el fin de justificar que se está haciendo algo para impulsar el plurilingüismo, pero en el fondo carece de sentido”.

Por ello, considera que “es necesario que la Administración se implique al 100% en la formación del profesorado en cuanto al nuevo plan, no solo con un aumento de plantillas sino también habilitando medidas oportunas que no perjudiquen al desarrollo y a la conciliación laboral de los docentes”. En este sentido, la Junta ya anunció que, para impartir clases, el profesorado de áreas no lingüísticas deberá acreditar un nivel C1 en vez del B2 actual. Pineda se pregunta “cómo tiene pensado la Junta reciclar a los docentes ante este nueva exigencia arbitraria sin que ello les suponga un aumento injusto y extraordinario de su jornada laboral y un nuevo recorte de sus derechos”.