El personal de oficios del Ayuntamiento de Granada denuncia la falta de vestuario profesional
12 de Diciembre de 2016

El Sector de Administración Local de CSIF Granada ha denunciado la situación que vive la plantilla de personal de oficios del Ayuntamiento de Granada, tras llevar todo el año sin recibir ninguna entrega de vestuario para el desempeño de su trabajo. Este hecho no solo comienza a traducirse en un problema diario para realizar tareas de cara al público, sino que además supone un incumplimiento básico del Convenio Colectivo según recoge el artículo 51 que establece que “el personal recibirá vestimenta y equipos en los periodos invernales y estivales para evitar desajuste”.

A lo largo de este año, solo se han realizado entregas de ropa y de calzado puntualmente a algunos trabajadores con vestuario sobrante del año anterior. Sin embargo, la mayor parte del personal (operarios de limpieza, personal de mantenimiento, acomodadores de teatros, banda de música, personal de control y mantenimiento de instalaciones deportivas) no ha recibido ninguna prenda, ni de invierno ni de verano. Ante la paralización en la entrega de vestuario y en la contratación de este servicio, los trabajadores se plantean “si usar ropa muy deteriorada por el desgaste diario, pero acogida a la uniformidad establecida, o si ponerse ropa personal para desarrollar sus tareas, aunque no sea la obligatoria”, una decisión que podría suponer trabas de carácter disciplinario.

Por su parte, el personal de instalaciones deportivas está siendo uno de los más afectados por este problema de organización. Desde que en 2012 se produjera la integración del Patronato Municipal de Deportes en el Ayuntamiento de Granada, el organismo perdió su partida presupuestaria propia para la adquisición de vestuario y desde entonces los 60 trabajadores y trabajadoras del Patronato contemplan los desajustes en la entrega de vestuario como una práctica habitual.

Hasta el momento, el Ayuntamiento ha optado por ser más exigente con el cumplimiento de las calidades del vestuario, pero sin incrementar la cuantía económica de la licitación. CSIF Granada entiende que esta decisión es la que tiene bloqueada la contratación del servicio, ya que se demanda un producto con una oferta económica insuficiente. Esto ha provocado que el contrato se haya quedado desierto hasta en dos ocasiones y que, a punto de finalizar el año, se continúe sin una solución al problema.

Por lo tanto, CSIF Granada exige de nuevo a los responsables municipales que adopten medidas urgentes para paliar las necesidades del personal en materia de vestuario. Además, solicita al Equipo de Gobierno que modifique la fórmula de gestión del vestuario para garantizar el cumplimiento del Convenio. Entre otras cuestiones, considera que se debería aumentar la partida económica de este contrato de acuerdo a los precios reales de mercado para que las empresas puedan presentar una oferta de calidad y asumir el suministro lo antes posible.