CSIF Granada advierte del riesgo que supondría el cierre del servicio de cocina del Hospital de La Caleta
Tras la multitudinaria concentración del pasado sábado en Granada
07 de Noviembre de 2016
CSIF Granada advierte del riesgo que supondría el cierre del servicio de cocina del Hospital de La Caleta

Tras la multitudinaria concentración vivida el pasado sábado en Granada, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha vuelto a reclamar al Servicio Andaluz de Salud (SAS) de la Junta de Andalucía que tome nota de los puntos de vista y preocupaciones de los profesionales de base. Entre ellos, el traslado de la cocina desde el Hospital de La Caleta hasta el nuevo Hospital PTS en una única cocina central, tal como tiene previsto la Administración.

Según manifiestan los propios trabajadores, esta decisión tendría “graves consecuencias tanto para los pacientes como para el personal del hospital”. Por un lado, al estar ambos centros separados por una distancia de 10 kilómetros se preguntan qué pasaría si se produce un accidente de tráfico que paralice el transporte por carretera o un atasco imprevisto en la Circunvalación de Granada. Los profesionales entienden que, o bien no llegaría a tiempo para ser servida con puntualidad, o bien no llegaría en las condiciones (de temperatura e higiene) idóneas para su consumo.

Por otro lado, los profesionales ven en esta iniciativa un “órdago” del SAS. Con ella, “se pasaría de ofrecer una comida elaborada a diario en línea caliente a una distribución vertical con carritos de transporte, que no contempla que en menos de tres horas y media se tengan que elaborar una media de 1.400 raciones -para el mediodía- con más de 30 tipos de dietas (algunas muy delicadas como las dietas de trasplantes)”. Consideran “insuficientes” los mecanismos con los que cuentan para el traslado de los alimentos de acuerdo a las normas de seguridad alimentaria, ya que “los contenedores no son totalmente herméticos y resultan poco higiénicos”. Además, el personal denuncia que la cocina del PTS no tiene las dimensiones adecuadas para hacer frente a esta producción y que no han recibido formación adecuada sobre procesos de manufacturación de alimentos (como sellado o filmado) ni se cumplen “los requisitos necesarios para cumplir la normativa en materia de prevención laboral”. Por lo tanto, el traslado de la cocina no haría sino “acrecentar el estrés de este colectivo y el malestar entre los pacientes”.

Ante esta situación, el responsable del Sector de Sanidad de CSIF Granada, Victorino Girela, solicita a la nueva gerente del Complejo Hospitalario, Cristina López Espada, que traslade esta reivindicación profesional a la Consejería de Salud en esta nueva etapa de “diálogo”. Asimismo, recuerda al director gerente del SAS, José Manuel Aranda, que, si bien él entiende que “nunca ha habido dos hospitales completos en Granada”, siempre se ha contado con dos servicios completos e independientes de cocina en los hospitales de la capital. Por lo tanto, exige que no se recorte este servicio “tan primordial para el buen trato al paciente”.