CSIF Málaga denuncia que se quedará sin cubrir hasta la mitad de la plantilla de Correos durante los meses de verano en la provincia
25 de Junio de 2015

La Central Sindical, que alerta de la pérdida de alrededor de 300 puestos de trabajo en el sector postal público en la provincia en los últimos cinco años, señala que las sustituciones por las vacaciones se cubrirán al mínimo.

CSIF, junto a CCOO, UGT y Sindicato Libre, se ha concentrado este jueves ante la Delegación de Hacienda en protesta por el año y medio de bloqueo de la negociación con la Administración y la pérdida de miles de puestos de trabajo a nivel nacional.

Málaga, 25 de junio de 2015

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Málaga, junto a CCOO, UGT y Sindicato Libre, sindicatos mayoritarios en Correos, se ha vuelto a concentrar este jueves ante la Delegación de Hacienda contra la destrucción de empleo en el servicio postal público y la paralización de las negociaciones del convenio colectivo durante año y medio por parte de la Administración. La protesta de este jueves, en la que en Málaga también han participado delegados de Granada, Jaén y Almería, se ha desarrollado de manera simultánea en las cabeceras de zona de Correos y se enmarca en el calendario de movilizaciones acordado por el conjunto de organizaciones sindicales a nivel nacional para exigir soluciones a un conflicto que dura ya ocho meses.

CSIF Málaga denuncia que Correos ha perdido alrededor de 300 puestos de trabajo en la provincia en los últimos cinco años, una pérdida que alcanza los 2.000 en la región y los 15.500 a nivel nacional. El severo recorte de plantilla que ha sufrido el servicio postal público ha provocado la sobrecarga laboral para el resto de trabajadores y la prestación deficiente del servicio para la ciudadanía. Así, en numerosas oficinas son habituales las colas interminables de ciudadanos, mientras que en reparto el cartero sólo acuda un día por semana a determinadas localidades por falta de personal.

Esta situación se complicará durante los próximos meses, ya que, según estima CSIF Málaga, se quedará sin cubrir hasta el 50% de las plantillas en verano en determinadas áreas, como pequeños municipios y zonas rurales. Esta Central Sindical denuncia que en estas condiciones será muy difícil para los trabajadores garantizar la prestación del servicio público a la ciudadanía, al tiempo que insiste en que las sustituciones por las vacaciones de verano se cubrirán al mínimo en la mayoría de los casos.

Esta Central Sindical señala que esta pérdida de empleo causa un daño gravísimo al servicio postal que reciben los ciudadanos, que en Málaga ha provocado que se haya recortado un 20% las secciones en los distritos, lo que provoca que cientos de ciudadanos reciban un servicio postal deficiente, como muestran los retrasos en las entregas, el incumplimiento del reparto 5 días a la semana, como marca la normativa, y las zonas sin reparto en entornos rurales y pequeñas poblaciones. A pesar de que los trabajadores asumen esa sobrecarga y se redistribuye el trabajo, quedan zonas sin reparto, mientras se produce un incremento de los niveles de estrés y ansiedad de los trabajadores, que afecta a todas las categorías por igual en la provincia.

CSIF, junto al resto de sindicatos, convocó paros, concentraciones y huelgas en abril y mayo con el objetivo de impulsar el diálogo en la Mesa de Negociación, pero lamentablemente, no se encontró la necesaria recepción en los políticos, la SEPI y en Correos. Por ello, ante el nulo avance de las negociaciones, los sindicatos convocantes retomaron las protestas el pasado 17 de junio con una concentración que se desarrolló en casi la totalidad de las provincias del país.

CSIF exige, entre otras medidas, que se mantenga la plantilla actual, que en la provincia suma cerca de 1.500 trabajadores, y frenar la pérdida de puestos de trabajo, la actualización de la relación de puestos de trabajo (RPT) con personal suficiente para llevar a cabo el servicio postal, delimitar el empleo estructural actual y la tasa de reposición, definir un sistema de contratación que evite el empleo en precario, y el mantenimiento de todos los derechos adquiridos (concurso de traslados, movilidad, mandos intermedios, propuestas de promoción interna, MUFACE), así como la recuperación salarial para el colectivo y la convocatoria de 4.000 puestos de consolidación de empleo a nivel nacional.

Ver Galería