CSI·F denuncia que la oposición desprestigia constantemente a los empleados públicos del Ayuntamiento de la Zubia
07 de Marzo de 2012

CSI·F considera inoportunas y faltas de reflexión la palabras de Manuel Aguado, anterior edil de Tráfico, mediante las cuales pone al pie de los caballos a los funcionarios del Cuerpo de la Policía Local de La Zubia, al insinuar de forma muy maliciosa que la falta de atrevimiento de los funcionarios ha permitido que delincuentes no fueran detenidos.

En relación con la noticia aparecida en el día de ayer en prensa, en la que el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de La Zubia pretendía denunciar la falta de organización en la Policía Local, CSI·F considera inoportunas y faltas de reflexión la palabras de Manuel Aguado, anterior edil de Trafico, mediante las cuales pone al pie de los caballos a los funcionarios del Cuerpo de la Policía Local de La Zubia, al insinuar de forma muy maliciosa que la falta de atrevimiento de los funcionarios ha permitido que delincuentes no fueran detenidos.

CSI·F no va aceptar el desprestigio profesional del empleado público, del que se han hecho bandera los políticos para esconder sus responsabilidades.

Para CSI·F este no es más que un nuevo ataque que los funcionarios y funcionarias del Ayuntamiento de La Zubia reciben de los miembros de la oposición, aun tenemos recientes las palabras, en el último Pleno, de su portavoz que pedía que el equipo de gobierno implantara la jornada semana de 37 horas y media semanales para el personal, sin más reflexión y sin tener en cuenta que no es de aplicación a la administración local.

Desde CSI·F exigimos que señor Manuel Aguado retire sus palabras y pida disculpas por semejante metedura de pata y que la oposición elimine de su repertorio de estrategias, el desprestigio constante del personal al servicio del Ayuntamiento de La Zubia.

CSI·F exige al equipo de gobierno actual que adecue de una vez por todas el turno de servicio del Cuerpo de Policía Local, para garantizar el cumplimiento del servicio con un mínimo que garantice la seguridad de los funcionarios y funcionarias; a los trabajadores no nos sirve escudarse en que el actual servicio ha sido heredado del anterior equipo de gobierno, cuya desorganización ya hemos denunciado cada vez que hemos tenido ocasión, se tiene que afrontar y corregir los desequilibrios, ya no aceptamos excusas dilatorias.