CSI-F DENUNCIA QUE LOS RECORTES DE LA AEAT PERJUDICAN LA ATENCIÓN AL CONTRIBUYENTE EN LA CAMPAÑA DE LA RENTA
12 de Mayo de 2015
Los recortes reducen el tiempo de campaña de atención personalizada, la apertura de oficinas los sábados y colapsa el servicio de cita previa telefónica
El sindicato critica que mientras se ahorra en salarios del personal laboral fijo discontinuo se reparten altas cantidades en productividad para altos cargos de la Agencia Tributaria

CSI-F denuncia los recortes que año tras año se consolidan en la atención personalizada de la Agencia Tributaria durante la Campaña de la Renta. A causa de estos recortes, se retrasa cada vez más el plazo de apertura de las oficinas para atender a los contribuyentes en la confección y presentación de declaraciones y borradores, y aumentan las quejas de los ciudadanos ante las dificultades de obtener cita previa por teléfono porque las líneas están saturadas o por el tiempo de espera con el consiguiente perjuicio económico ya que el número habilitado no es gratuito. Además, han provocado el cierre de oficinas para prestar esta atención los sábados por la mañana.

Mientras la AEAT empeora este servicio para ahorrarse unos euros en el pago de los empleados que prestan este servicio, reparte cantidades desorbitadas de dinero en productividades para los altos cargos de la Agencia Tributaria.
El personal laboral fijo discontinuo de la AEAT es uno de los colectivos más perjudicados por estos recortes ya que cuando más se reduce la campaña menos retribuciones recibe el colectivo con mayor precariedad de la Agencia Tributaria, además de sufrir un trato discriminatorio respecto al resto de personal, no permitiéndoles realizar colaboraciones extraordinarias fuera de jornada.
CSI-F denuncia que también la AEAT les niega el reconocimiento de su antigüedad real y solamente les computa el número de días trabajados en la Campaña de la Renta, lo que dificulta su posibilidad de alcanzar dos años de antigüedad y acceder a la promoción en la Función Pública. Este año la AEAT, con motivo de la campaña de atención a los emigrantes retornados, pudo disponer de estos compañeros mediante la ampliación de sus contratos, pero solo contó con 15 de ellos teniendo que aportar la Xunta 20 empleados más para sacar el servicio adelante.

Ver Galería