CSI-F insta al MECD a centrar sus esfuerzos en el Estatuto Docente
12 de Diciembre de 2013

CSI-F INSTA AL MECD A CENTRAR
SUS ESFUERZOS EN EL ESTATUTO DOCENTE


Desde el Sector Nacional de Enseñanza pedimos a los responsables del MECD que una vez publicada la LOMCE, centre todos sus esfuerzos en el necesario y urgente Estatuto Docente.

El profesorado está cansado, indignado y desmotivado por el largo y tortuoso recorrido de la LOMCE hasta su aprobación y publicación en BOE (10 de diciembre), que entrará en vigor el 30 de diciembre a pesar de no haber contado con un solo apoyo de los sectores sociales y educativos.

El MECD condena al profesorado a una práctica profesional insegura y desmotivadora, que contrasta con las crecientes exigencias impuestas.

La instauración de una carrera profesional como posibilidad de promoción y reconocimiento a una buena labor, es ahora más que nunca una necesidad. No se trata de consolidar privilegios, sino de ofrecer incentivos a los profesores que realizan un buen trabajo.
El Sindicato insiste en que es en la Mesa Sectorial Docente y en el marco del Estatuto Docente donde deben presentarse todas las propuestas de mejora que tengan relación con el profesorado y con sus condiciones laborales. Fuera de ese ámbito, creado a tal efecto, todas las actuaciones y propuestas tendrán un valor relativo, más cerca de lo mediático que de lo eficaz, pudiendo incluso llegar a entorpecer la negociación.

El nuevo modelo de selección del profesorado, la mejora de la formación inicial y continua, la ley de autoridad pública docente, los cuerpos estatales, la movilidad, la carrera profesional y la jubilación son asuntos que afectan directamente al profesorado y que deberán tratarse en el marco del Estatuto Docente.

No está la educación española para lanzar globos sondas sobre sistemas de oposiciones o de incentivación del profesorado sin una base y una argumentación sólidas que los justifiquen.

CSI-F siempre ha defendido el acceso a la docencia de los mejores, así como exige para ellos las mejores condiciones profesionales y económicas. El reconocimiento de su trabajo y la promoción profesional son vitales para mejorar los resultados educativos.

Es absolutamente necesario que todos los años haya ofertas de empleo público en educación, y que exista coordinación entre MECD y CCAA a la hora de aprobarlas. Las plantillas de profesores de los centros públicos deberán mantenerse y ampliarse para responder a la demanda y a las necesidades del alumnado, especialmente para desarrollar los programas de apoyo y refuerzo educativos, diversificación, compensación, etc.

Los sistemas de acceso a la función pública docente deberán desarrollarse todos los años mediante el sistema de concurso oposición, con importante reconocimiento de la experiencia docente, bajo los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

Es imprescindible el reconocimiento de la autoridad pública del profesorado durante el desarrollo de su labor (presunción de veracidad), con las consecuencias que ello conlleve. Los casos de agresión deben ser considerados como delito de atentado, aplicándose los artículos 550 y 551 del Código Penal. El profesorado difícilmente podrá realizar con garantía su trabajo sin la consideración y el respeto del alumnado y de sus familias.

Los grupos parlamentarios en vez de ir por libre haciendo proposiciones más o menos pintorescas, deben ponerse a trabajar de una vez por todas para alcanzar el necesario consenso entre todas las fuerzas políticas y sociales.

El informe Pisa no es el único informe que existe en el mundo de la educación ni dice lo que algunos interesadamente dicen que dice. No se trata de buscar interpretaciones sesgadas según interés de quien las haga. Sin embargo es una realidad que la educación española no funciona como debiera, y que debemos buscar soluciones entre todos. En unos casos habrá que buscarlas dentro de nuestras fronteras, sin tener que recurrir a países nórdicos ni asiáticos: Navarra saca a Extremadura 56 puntos en Matemáticas, el equivalente a un curso y medio. En otros casos deberemos importar métodos y medidas de fuera.

Son múltiples los factores que influyen en el rendimiento de los alumnos y en los resultados educativos: sistema educativo estable, racionalización de la inversión, profesorado cualificado, profesorado reconocido socialmente, nivel socioeconómico de los alumnos, nivel cultural de los padres, inmigración y minorías étnicas, ruralidad y dispersión geográfica, disciplina y convivencia en los centros educativos, etc.

CSI-F como sindicato profesional no eludirá sus responsabilidades y seguirá trabajando para mejorar lo que hay, al tiempo que exigirá al MECD que no escatime esfuerzos y recursos, pues si hay algo en lo que todos coincidimos es en que la educación es el eje que vertebra las políticas sociales y económicas, y la base sobre la que se asienta el progreso de un país.


Adrián Vivas Galán

Presidente del Sector Nacional de Enseñanza