CSI-F plantea como uno de los grandes retos de la Administración Local reducir la temporalidad de empleo, que se sitúa en el 75%
01 de Abril de 2016

Alfonso Espiñeira, elegido presidente del sector de Administración Local, destacó el crecimiento del sindicato en concellos y diputaciones al duplicar su representación

Acabar con la alta temporalidad en el empleo público en concellos y diputaciones será uno de los grandes retos de CSI-F para los próximos cuatro años. “Estamos hablando de que un 75% del empleo es precario”, sostuvo Alfonso Espiñeira, que fue elegido presidente del sector de Administración Local en Galicia por mayoría absoluta para los próximos cuatro años.

Espiñeira, que revalida en el cargo, resaltó durante el I Congreso Galego de Administración Local celebrado esta mañana en Santiago, el fuerte crecimiento del sindicato en ayuntamientos y diputaciones, donde ha duplicado su representación al tener presencia en 235 de los 314 concellos y en las cuatro diputaciones y ser ya mayoritario en las mesas de negociación de más de un centenar de ayuntamientos y en las instituciones provinciales de A Coruña y Ourense. “Pero nos queda mucho camino que recorrer”, aclaró, y entre las principales líneas de trabajo se situará la consolidación y promoción interna de los empleados públicos, la aplicación de la ley de Empleo Público para que las RPT`s sean obligatorias, la equiparación de salarios con los de otras administraciones, la recuperación de las 35 horas y la creación de la Mesa Xeral de Negociación de la Administración Local para abordar los temas específicos de este colectivo, que supera los 27.000 trabajadores.

Al congreso, al que acudieron numerosos alcaldes y concejales, fue inaugurado por Francisco Reyes, portavoz del PSOE en el Concello de Santiago, y clausurado por los conselleiros de Política Social, José Manuel Rey Varela, y de Medio Rural, Ánxeles Vázquez, buenos conocedores de la administración local por su etapa de alcaldes de Ferrol y Melide. Mientras Reyes puso en valor la fortaleza de los servicios públicos frente a su externalización, “porque todos los estudios apuntan a que lo público es menos costoso y más eficiente”, los conselleiros destacaron la importancia de lo local para conocer de primera mano los problemas de los ciudadanos. Rey Varela anunció que su consellería prepara un paquete de medidas para descentralizar políticas y contar con los ayuntamientos para atender los servicios de primera necesidad. Por su parte, Ánxeles Vázquez recordó que antes de ser conselleira y alcaldesa también fue sindicalista y “sé bien que no se entiende la interlocución política sin los sindicatos ni la gestión sin los empleados públicos”.

“No se puede jugar con el empleo de las Diputaciones”

José Francisco Méndez, presidente de CSI-F Galicia, que cerró el congreso, auguró que aún quedan años muy difíciles para los empleados públicos y puso sobre la mesa la incertidumbre que pesar sobre las plantillas de la Diputaciones, “con las que no se puede jugar”. Apeló, además, a la necesidad de regenerar y democratizar las organizaciones sindicales. “No hay democracia sindical, estamos pagando el pecado de la transición donde se hizo un traje a medida a CCOO, UGT y a los sindicatos nacionalistas y restando representatividad al resto de fuerzas sindicales”. Como ejemplo, recordó que existen en España 80.000 delegados de empresas que ya han desaparecido “y que siguen computando para que los sindicatos de clase obtengan mayor financiación”.

El I Congreso Autonómico también contó con la presencia del Coordinador Nacional de CSI-F de Administración Local, Lorenzo Almendro, y del Presidente del Sector de CSI-F Madrid, Víctor Martínez.

Representantes de CSI-F del sector de administración local:

  • Alfonso Espiñeira, presidente
  • Javier Sandá, vicepresidente
  • Jesús Candal, responsable de Lugo
  • María Jesús Franco, responsable de Ourense
  • M. Ángel Gil, responsable de Pontevedra

Santiago de Compostela, 31 de marzo de 2016

Ver Galería