II grado de la carrera profesional. En marzo, o en abril… ¡O ya se verá!
Función Pública incumple el Acuerdo de concertación con la anuencia de los sindicatos firmantes.
La Consellería de Facenda “no da dado”.
La anuencia de los sindicatos firmantes.
03 de Marzo de 2021

Función Pública incumple el Acuerdo de concertación con la anuencia de los sindicatos firmantes.

“En el segundo semestre del año 2020, la Dirección General de la Función Pública publicará la convocatoria para que aquellos que tengan reconocido el grado I y cuenten con una antigüedad de 11 años, a través de este régimen transitorio y excepcional, puedan solicitar el encuadramiento en el grado II”

Así se dispone en el Acuerdo de concertación del empleo público firmando por CCOO y UGT.

La Consellería de Facenda “no da dado”.

En la Mesa Sectorial de Funcionarios celebrada en el día de ayer, el Director de Función Pública, respondiendo a una pregunta de CSIF, tuvo que reconocer que el encuadramiento en el II grado de carrera no se empezará a negociar hasta el mes de marzo, o hasta el mes de abril… Ello a pesar de que tenía que haber sido publicado, como más tardar, en el mes de diciembre de 2020.

Según indicó el propio Director, circunstancias de diversa índole impidieron abordar la publicación de la convocatoria para adquirir el II grado de carrera.

Y sí es cierto. La Consellería de Facenda estuvo enfrascada en los últimos meses del 2020 en asuntos de mayor importancia que le impidieron dar dado cumplimiento al acuerdo de carrera.

A saber:

  • La modificación de la Ley de empleo público para garantizar que la Conselleira de Infraestructuras y Vivienda y su equipo directivo (todos ellos trabajadores de la extinta EPOSH) consoliden unas retribuciones de más de 2.000€ al mes por cada trienio una vez que Facenda los convierta en funcionarios.
  • La modificación de la Ley de empleo público para implantar la movilidad forzosa de los empleados públicos de la Xunta.
  • La modificación de la Ley de empleo público para permitir que empresas privadas puedan realizar funciones hasta ahora competencias exclusivas de funcionarios.
  • La modificación de las bases de los procesos selectivos de consolidación para blindar en su puesto a un alcalde del Partido Popular, que es laboral indefinido no fijo.
  • Informar favorablemente la contratación de personal directivo en AGADER, con rango de subdirector, a un exparlamentario del Partido Popular cuya única experiencia laboral es la de profesor infantil de música en un colegio privado.

La anuencia de los sindicatos firmantes.

Sin lugar a dudas, el acuerdo de concertación fue, hasta ahora, el más lesivo para los funcionarios de la Xunta en lo que se refiere a carrera profesional y promoción interna. Toda vez que, en ambos casos, establece peores condiciones que las pactadas en otras administraciones. Un acuerdo, firmado por CCOO y UGT, que fue rechazado contundentemente por las cinco Juntas de personal funcionario.

Pero aun siendo un acuerdo pésimo, lo mínimo que se puede esperar de los sindicatos firmantes es que exijan su cumplimiento y, en caso contrario, que lo denuncien.

Lejos de ello, según la explicación dada ayer por el Director de Función Pública, todo indica a que CCOO y UGT conocían desde hace tiempo que el acuerdo no se iba a cumplir. Pero decidieron ser cómplices de Función Pública y ocultárselo a los funcionarios.