CC OO lo ha vuelto a hacer. Su odio hacia los funcionarios ya es obsesivo.
El representante deste sindicato afirmó de nuevo que no se puede equiparar la promoción interna del funcionario con la funcionarización del personal laboral, alineándose así con la postura mantenida por la Dirección Xeral de Función Pública.
20 de Diciembre de 2019
Los sindicatos que pactan con el PP

Esta vez ante el Pleno del Consello Rector de la EGAP, sin venir a cuento y con el único fin de evitar mejoras en las bases de las convocatorias de Promoción Interna 24 horas antes de que sean aprobadas en la Comisión de Personal.

Ya durante las negociaciones del Acuerdo de concertación, CCOO había manifestado sin ningún pudor, refiriéndose a CSIF, que era un insulto que se pidiera para la promoción interna las mismas condiciones que para la funcionarización del personal laboral. Alineándose así con la postura mantenida desde siempre por la Dirección Xeral de Función Pública.

En el día de hoy, 19 de diciembre, durante la celebración del Pleno del Consello Rector de la EGAP y ante los representantes de la Fegam, de las Universidades, del Consello Consultivo, etc., lo volvió a hacer.

Sin venir a cuento y sin causa ni razón, el coordinador del sector de la Administración Autonómica de CCOO pidió la palabra únicamente para manifestar que a pesar de lo que digan algunos, refiriéndose a CSIF, “no se puede equiparar la promoción interna del funcionario con la funcionarización del personal laboral”. Y ello, argumentando que “cuando el personal laboral se funcionarice seguirá realizando las mismas funciones que hacía como personal laboral”. Lo cual, además, no es del todo cierto.

Tal era la sinrazón de estas mal intencionadas manifestaciones, que fue recriminado por el propio Director de Función Pública (que ejercía en funciones la presidencia del Consello Rector) advirtiéndole de que ese no era el foro adecuado para tales declaraciones. Recriminación hecha en público a pesar de que CCOO es el principal socio que tiene Función Pública en sus nefastas políticas de personal.

Lo que el responsable de CCOO quiso obviar conscientemente, es que la práctica totalidad de los funcionarios que promocionen lo van a hacer también en el mismo puesto que están ocupando y, por lo tanto, seguirán realizando las mismas funciones que venían desempeñando. Por lo que se trata de un supuesto idéntico al de la funcionarización.

Pero CCOO en sus maldades nunca da puntada sin hilo. Este nuevo desprecio de CCOO en el día de hoy hacia los funcionarios fue totalmente medido y premeditado. Lo realiza a 24 horas de la celebración de la Comisión de Personal, en la que se aprobarán los borradores definitivos de la promoción interna.

Y ante el riesgo de que los intentos “in extremis” de CSIF por arrancar mejoras en las bases y temarios de la promoción interna antes de la Comisión de Personal tuvieran algún tipo de éxito, CCOO quiso dejar patente, una vez más, su postura totalmente contraria a aquello que pueda beneficiar al funcionario de carrera.

Por si hubiera algún tipo de duda…