CSIF exige a las Universidades “Directrices para Evaluar”
- Os remitimos una serie de consideraciones sobre un problema que afecta a PDI, PAS y alumnos y que no se puede demorar.
- Desde CSIF estamos demandando una solución inmediata en nuestras respectivas universidades.
- Adjuntamos modelos de lo que se está haciendo en las universidades de Córdoba y Politécnica de Madrid.
- Esperamos que hoy haya nuevas informaciones tras la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria.
15 de Abril de 2020

El 8 de abril el ministro de Universidades nos informaba que el 95% de las universidades habían decidido ya con el respaldo de las comunidades autónomas terminar el curso, su calendario y su evaluación de forma no presencial.

En CSIF reconocemos el esfuerzo de docentes, alumnos y personal de administración y servicios durante el estado de alarma para conseguir terminar el curso de la mejor manera posible en una situación excepcional y con unos recursos muy limitados.

Entendemos que sobre este tema concurren muchas situaciones distintas: universidades variopintas, grandes diferencias entre primeros y últimos cursos y entre estudios de letras o más experimentales, problema de las prácticas según los cursos, distintos grados de desarrollo en redes, plataformas y recursos telemáticos, etc.

No obstante, las universidades no pueden demorar por mucho tiempo la elaboración y aprobación de directrices para la evaluación del curso 2020.

Desde CSIF proponemos, entre otras:

  • Que sea un proceso negociado que cuente con la participación de los órganos colegiados de la universidad, con los representantes de los trabajadores y, si fuera posible, también con la comunidad autónoma.
  • Que considere los problemas y limitaciones de los medios y recursos informáticos disponibles tanto para profesores como alumnos.
  • Que en todo caso, este proceso no pueda alargarse más allá del 31 de julio.
  • Que se utilice el sentido común siendo conscientes de vivir una situación excepcional que requiere medidas adecuadas y proporcionadas.
  • Que se establezcan, con criterios objetivos, el nivel mínimo a alcanzar para verificar los conocimientos adquiridos.
  • Que no se respalde el aprobado general pero sí le necesaria flexibilidad y adaptación al trabajo y los ritmos que hayan podido desarrollarse.
  • Que se utilicen las herramientas y los medios disponibles, desde la evaluación on line hasta la presentación de trabajos e informes, pasando por los test telamáticos y cualquier otra fórmula adaptada a la situación excepcional.
  • Que la inevitable flexibilidad tiene que aplicarse a las prácticas considerando el curso que se está realizando y si se han superado ya el 50% de las mismas.

Son propuestas razonables que, por supuesto, no agotan el abanico de posibilidades que deben desarrollarse en el proceso negociador pensando siempre que ningún alumno pueda ver mermadas sus posibilidades educativas debido a la falta de clases presenciales.

NOTA: se adjunta la Resolución del 13 de abril de 2020, de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado, por la que se garantiza durante el estado de alarma la continuidad del abono del subsidio por incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural de los mutualistas.