CSIF denuncia el incumplimiento, en el Ayuntamiento de Cáceres, de los acuerdos aprobados de los protocolos de los servicios de carácter extraordinario y en el régimen de teletrabajo.
21 de Octubre de 2021

CSIF, CCOO y UGT, las tres centrales sindicales representativas en el Ayuntamiento de Cáceres, queremos denunciar el reiterado incumplimiento de los Acuerdos aprobados de los protocolos de los Servicios de carácter extraordinario y en el Régimen de Teletrabajo.

En 2018 se acordó y se aprobó por el ayuntamiento pleno, los criterios aplicables a los servicios de carácter extraordinario para el personal del Ayuntamiento de Cáceres y de sus organismos autónomos. Los principales aspectos del Acuerdo eran:

  • Carácter voluntario de estos servicios.
  • Limitación, en cuanto a la retribución económica, a 60 horas anuales, compensándose el resto en tiempo de descanso.
  • Distribución equitativa entre el personal de los distintos servicios de las horas a realizar.
  • Criterios de transparencia y control, mediante cuadrantes en cada servicio de las horas realizadas e información mensual a las organizaciones sindicales.
  • Abono de los servicios realizados en un plazo máximo de 3 meses.

acuerdo se adoptó con la finalidad de introducir racionalidad en la realización de los servicios extraordinarios, control de los mismos, así como eficacia y prioridad en la creación de empleo público en aquellos servicios que estén necesitando un número excesivo de servicios extraordinarios.

Sin embargo, los protocolos aprobados solo se están cumpliendo de forma parcial. En determinados servicios el reparto sigue sin ser equitativo, la información, tanto al personal como a las organizaciones sindicales, no es completa y sigue existiendo retrasos injustificados en el abono de los mismos. Todo ello pese a las interpelaciones que, de forma conjunta o individual, estamos realizando las organizaciones sindicales, tanto por escrito como en Mesa General de Negociación.

En cuanto al régimen de teletrabajo, su regulación en el Ayuntamiento de Cáceres se llevó a cabo en 2014, con carácter experimental y continúa en la actualidad, pese a las modificaciones legislativas que se han producido con motivo de la pandemia. Las organizaciones sindicales entendemos, y así se lo hemos hecho saber a la administración en reiteradas ocasiones, que es necesario revisar el régimen de teletrabajo en nuestro Ayuntamiento, desarrollando lo establecido en el art. 47.bis, introducido en la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público por el DL 29/2020 de medidas urgentes en materia de teletrabajo, fundamentalmente en lo referente a:

  • Contribución a una mejor organización del trabajo a través de la identificación de objetivos y evaluación de su cumplimiento.
  • La administración proporcionará y mantendrá a las personas que trabajen en esta modalidad, los medios tecnológicos para su actividad.

Mientras tanto, consideramos necesario que la administración cumpla la regulación actual y conteste las solicitudes pendientes de teletrabajo en el plazo establecido de 3 meses, algo que no está sucediendo. Y que apueste de una vez por todas por convertirse en una administración moderna, donde el teletrabajo forme parte de ésta y contribuya a la conciliación de la vida laboral y familiar. Algo que perece no importarle al Equipo de Gobierno, debido a los numerosos problemas que tienen determinados trabajadores para poder hacer uso de su derecho a la flexibilidad horaria para el cuidado de menores o personas dependientes a su cargo.

El pasado 7 de octubre, las tres organizaciones sindicales pedimos por escrito, la convocatoria extraordinaria y urgente de la Mesa General de Negociación para el estudio de estas dos cuestiones, sin que hasta el momento hayamos recibido respuesta.

Asimismo, venimos reiterando, la necesidad de mejorar y ampliar la negociación colectiva y que se traten en la Mesa de Negociación los numerosos asuntos pendientes que, desde hace tiempo, venimos solicitando las organizaciones representativas del personal municipal.

Una vez que la pandemia del COVID19 parece remitir, la solicitud de que la negociación colectiva no se siga degradando, va a ser una exigencia clara de las organizaciones sindicales que trataremos de que se cumpla con todos los medios y medidas de presión a nuestro alcance.