CSIF reclama a la Administración un impulso a las políticas de prevención de agresiones en los centros educativos extremeños
02 de Noviembre de 2017

CSIF ha reclamado a los responsables de la administración Educativa en Extremadura un nuevo impulso a las políticas de prevención de la violencia en las aulas en los centros escolares. Así, CSIF, tras las últimas agresiones físicas sufridas por algunos docentes renueva su compromiso con la consolidación de entornos escolares libres de cualquier tipo de violencia.

CSIF considera excesivo que durante el curso 2015-2016 se produjeran en nuestra región 10.435 casos de conductas graves, de las cuales 1.236 fueron agresiones físicas, 939 amenazas y coacciones y 1.147 vejaciones, injurias u ofensas a miembros de la Comunidad Educativa. Estos datos, recogidos en la Memoria sobre Convivencia en Centros Escolares del Observatorio de la Convivencia de Extremadura, muestran que se trata de un fenómeno que afecta a todos, alumnos y profesores.

Ante la gravedad de los hechos ocurridos los últimos días, CSIF está en contacto con los centros afectados y ha puesto a disposición de todos los docentes de la región el servicio #CSIFAyuda con el que presta apoyo legal, psicológico y profesional a cualquier trabajador que lo demande.

En este sentido, en el transcurso de la mesa sectorial de Educación que se ha celebrado esta mañana en Mérida, CSIF ha solicitado que se arbitren las medidas oportunas para evitar las agresiones en los centros y respaldar y apoyar a alumnos y docentes, dignificando la labor del profesorado con campañas adecuadas para que la sociedad valore su función.