CSI-F EN EL PLENO DEL OBSERVATORIO DE LA CONVIVENCIA.
15 de Marzo de 2016

El día 11 de marzo se ha celebrado el Pleno del Observatorio de la Convivencia en la Consejería de Educación en Mérida. En CSI-F sabemos que es primordial el buen funcionamiento de este órgano en el que también tenemos representación para conseguir su finalidad, favorecer y mejorar la convivencia en los centros educativos extremeños. Por ello nos satisface que se retomen las sesiones tanto del Pleno como de la Comisión Permanente, esperando que sean productivas.

Tras la aprobación del acta de la sesión anterior (enero de 2015), tomaron posesión los nuevos componentes, se nombró a los miembros de la Comisión Permanente a la que pertenece CSI-F, el Jefe del Servicio de Inspección presentó el estado de la convivencia escolar en los centros educativos durante el curso 2014/15 y el Secretario General de Educación planteó las actuaciones que la Consejería tiene previsto abordar con respecto al tema de la convivencia:

-Revisión de los protocolos establecidos.

-Diseño e implementación de medidas de carácter previo.

En CSI-F consideramos que el principal fin del sistema educativo debe ser, formar a ciudadanos que desarrollen modelos de sociedad pacíficos y productivos por lo que la principal finalidad del Plan Regional de la Convivencia y cualquiera de las actuaciones que se desarrollen deben tener como objetivo “erradicar el miedo de las aulas”, para que los alumnos puedan aprender y los docentes enseñar.

En la sesión, la representante de CSI-F planteó las siguientes cuestiones:

Hemos detectado que el anexo V del PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN RÁPIDA EN CASOS DE CONFLICTOS GRAVES no está siendo funcional para los centros docentes en Extremadura. Es necesario perfilar los protocolos, bajar al detalle, definir y pautar actuaciones y normalizar la documentación de recogida de datos e informes, que deben ser iguales para toda Extremadura.

Ello agilizará los procesos que se originen y facilitará la evaluación de los casos de conflictos por este Observatorio. Pero principalmente propiciará la agilidad para solventar los problemas que alteran el normal funcionamiento de los centros, los hechos conflictivos que se produzcan. Desde CSI-F ponemos de manifiesto que la realidad es que los centros usan protocolos de otras comunidades.

Es necesario que en el seno de este pleno se arbitren las medidas para que en los centros se usen todas estas herramientas para hacer frente a las conductas violentas o disruptivas, y su aplicación tenga un efecto disuasorio para aquellos que alteran la normal convivencia en los centros. Si no hay líneas claras no hay contundencia y rapidez, luego no hay denuncias. Lo que tenemos es: personas afectadas (alumnos y profesores) calladas, en unos casos sufriendo y en otros, mirando hacia otro lado.

Lo que nos lleva a solicitar desde CSI-F, además de la adecuación de los protocolos:

-Formación específica para los docentes en este campo. Prevención, detección y herramientas.

-Información adecuada y con periodicidad suficiente a los alumnos y familias.

-Disponer de más profesionales especialistas en la detección y resolución de conflictos. CSI-F solicita desde que se adquirieron las competencias educativas que se dote de plantilla orgánica de orientadores a todos los centros según el número de alumnos. En los institutos es claramente insuficiente un único orientador.

-Potenciar la figura del mediador con su correspondiente remuneración y reducción horaria. Esta labor necesita reconocimiento y regulación por parte de la Consejería ya que muchos centros tienen iniciativas en este sentido para mejorar la convivencia con implicación de los docentes, las familias, los alumnos, servicios sociales y fuerzas de seguridad del Estado.

CSI-F EDUCACIÓN EXTREMADURA