EL CENTRO DE ADULTOS DE ZAFRA DENUNCIA “ASFIXIA FORMATIVA” POR FALTA DE ESPACIOS
17 de Noviembre de 2014
En estos días, la Consejería de Educación y Cultura está tramitando un decreto por el que se establecerá el marco general de actuación educativa para personas adultas en Extremadura. Con muy buen criterio a nuestro entender, en el documento que conocemos se condiciona el mantenimiento de la autorización para impartir estas enseñanzas a que en un plazo máximo de tres años los centros y aulas adscritas se hayan adaptado a los requisitos que se establecen en el decreto.
A buen seguro, los centros y aulas adscritas adaptarán su organización y recursos a las nuevas exigencias a las que tienen que hacer frente, pero hay algo contra lo que no pueden luchar, y son las limitaciones físicas que imponen las instalaciones, nada adecuadas por lo general, en las que se debe trabajar.
Un ejemplo claro de las penurias que sufren algunos centros y aulas de adultos es el centro Antonio Machado de Zafra, cuyo Claustro denuncia la situación de “asfixia” que padece y dirige su queja a unas autoridades a las que reprochan no haberse preocupado nunca por dotar al centro de un edificio definitivo, adecuado y acorde a la importancia que el centro tiene y merece, destacando que el actual emplazamiento ni siquiera reúne las condiciones legales mínimas que establece la legislación vigente.
El Claustro de Profesores denuncia esta situación de asfixia porque las limitaciones que padecen impiden la realización de varias de las opciones que componen el conjunto de la oferta en las enseñanzas de personas adultos, como por ejemplo los Niveles Iniciales I y II, Cursos de memoria, Preparación de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años, ciclos formativos, preparación fr pruebas libres, etc.
En las enseñanzas que sí consiguen ofertar se produce casi un “amontonamiento” de horarios, profesores y alumnos a lo largo de todo el día (desde las 9 de la mañana hasta las nueve de la noche, con un breve paréntesis), pues se han multiplicado las actuaciones educativas desde el curso 2008-2009 con la puesta en práctica de los programas de aprendizaje a lo largo de la vida y desde el curso 2012-2013 con los programas ESO y ciclos formativos del Convenio de la Consejería de Educación con el SEXPE.
La evolución que ha experimentado el número de alumnos se resumen en el siguiente dato, que demuestra la necesidad de dotar a este centro de unas instalaciones adecuadas para hacer frente a los nuevos retos que plantea la enseñanza de personas adultas: solo en las enseñanzas presenciales se ha pasado de 155 alumnos en el curso 2006-2007 a 436 alumnos en el curso actual, a los que hay que sumar unos 200 más que se presentan a las dos convocatorias anuales de las pruebas libres y los de la modalidad semipresencial.
Ver Galería
Ficheros Adjuntos: