CONCURSO DE TRASLADOS YA
13 de Diciembre de 2013

Cuando en un año normal nos encontramos en vísperas casi de conocer las listas de los participantes en el concurso de traslados con las puntuaciones provisionales que se les reconocen para sus baremos, en el actual no sabemos todavía qué quiere hacer la Consejería de Educación con el concurso de traslados del presente curso.

Sabemos que existe un problema con la valoración de determinados servicios prestados por algunos concursantes (interinidades), dado que al respecto se han producido resoluciones judiciales contradictorias, de manera que el Tribunal Supremo ha determinado ya la inhibición de cualquier otro órgano de la Administración de Justicia para sentar jurisprudencia con la que sea su resolución. Mientras tanto, ya se ha debatido con los representantes de la Consejería (reunión del 13 de noviembre pasado) lo que puede ser la postura más conveniente, en la que coincidimos todas las organizaciones sindicales: puesto que hablamos de un proceso regulado por un real decreto por tratarse de cuerpos nacionales, las convocatorias anuales deberían seguir las determinaciones que se contienen en esa norma básica, de obligado cumplimiento para todas las Administraciones educativas. Ese sería el marco más estable y protegido frente a cualquier impugnación o reclamación.

No entendemos que haya ninguna razón para dilatar hasta estos extremos la convocatoria anual que corresponde en exclusiva a la Consejería de Educación, y más desde el momento en que la práctica totalidad de las comunidades han publicado o comprometido sus convocatorias particulares, con una única excepción (Galicia) en cuanto a la opción de la polémica.

Pues bien, en vista de la convocatoria de mesa sectorial a la que hemos sido convocados el próximo miércoles para tratar, entre otros, el concurso de traslados, ni siquiera consideramos una prioridad por cuál de las dos opciones se decante la Consejería. Lo que sí es para nosotros incuestionable es que el concurso se convoque, así, a secas; de ningún modo contemplamos la posibilidad, apuntada por bastantes interesados en concursar que nos han hecho llegar sus temores, de que la Consejería caiga en la postura cómoda de no publicar convocatoria.

Si eso ocurriese, estaríamos ante lo que el profesorado de Extremadura percibirá como una agresión contra uno de sus derechos más sagrados, pues tras ganar la oposición el destino es la aspiración fundamental de los docentes. La Consejería deberá valorar las consecuencias de una decisión que no se ha producido nunca: a buen seguro, ninguno de los maestros y profesores que nos encontramos en activo en la actualidad recordamos tal situación.

CSI•F se opondrá frontalmente a cualquier propuesta o decisión que no sea poner a disposición del profesorado su concurso anual.

Comenta esta noticia en nuestra página de Facebook

Ver Galería