CSI•F presenta en Extremadura la campaña RECUPEREMOS LO NUESTRO
27 de Noviembre de 2013

El Comité Ejecutivo Nacional del Sector de Enseñanza de CSI•F acordó en su reunión del 25 de septiembre pasado la realización de una campaña nacional que se planteaba con un doble objetivo:

El primero, exigir la restitución de las condiciones de trabajo y del servicio anteriores a la espiral de recortes que se viene produciendo desde antes incluso del decretazo de mayo de 2010.

El segundo, pedir la participación activa del profesorado a través de su adhesión a la carta que CSI•F dirige al Ministro de Educación.

El primero de los objetivos no precisa de muchas explicaciones. Sí nos gustaría detenernos en el segundo, ya que se achaca al profesorado un cierto desinterés y desgana (si nos fijamos en los datos de participación en las últimas protestas) por asuntos que le afectan directamente y que parecen interesar más a la opinión pública y los medios de comunicación, a juzgar por el espacio que se dedica a noticias relacionadas con los recortes en educación, que a los propios perjudicados.

No creemos que se trate de desinterés, sino de desmotivación y, sobre todo, de desconfianza: ¿quién puede confiar en unos políticos que por un lado imponen una ley de la importancia que tiene cualquier iniciativa legislativa referida a educación y por otro amenazan con derogarla en cuanto tengan ocasión? En cuanto a los recortes, no hay que olvidar que su impacto en Extremadura es mucho menor que en las demás comunidades.

Son esos dos asuntos, LOMCE y recortes, los que centran el descontento acumulado en los últimos años:

1. Una ley que no evita el retroceso en las condiciones de servicio y de trabajo, que favorece a la enseñanza privada y que pretende someter a la enseñanza pública a modelos de gestión privados sin que nunca se haya comprobado ni demostrado que la enseñanza privada ofrezca mejores resultados.

2. La pérdida de miles de puestos de trabajo (en Extremadura podemos haber perdido más de 1.500 puestos en estos dos últimos cursos), como consecuencia fundamentalmente del aumento del horario lectivo del profesorado de Secundaria y la no cobertura de las necesidades de las plantillas de los centros por las ridículas ofertas de empleo público y el endurecimiento de los criterios de agrupamientos para autorizar los cupos funcionales.

A estas pérdidas habría que sumar la cantidad equivalente a nombramientos que resultaría de contar las sustituciones que no llegan a cubrirse y los quince días que se evitan de las que sí se cubren.

Queremos denunciar expresamente en este punto las trampas a las que recurre la Consejería para negar estas evidencias:

· No vale hablar de número de profesores, sino de número de puestos, porque en el primer concepto se pueden contar los sustitutos, por lo que contaríamos dos y hasta tres personas para el mismo puesto en cada sustitución que se haya realizado.

· No vale hablar exclusivamente de interinos, porque cuando llegamos a las adjudicaciones de destino para este colectivo arrastramos ya un balance negativo desde la revisión anual de plantillas: contando los datos de las primeras adjudicaciones informáticas, obtuvieron nombramiento unos 250 interinos más que el curso pasado; sin embargo, se suprimieron en las plantillas orgánicas de los centros un total de 150 puestos, que con las 220 vacantes menos ofertadas para este curso a funcionarios suprimidos, desplazados y en expectativa arrojan un balance de –120 plazas.

3. Como todos los empleados públicos, soportamos una pérdida de poder adquisitivo cercana al 30 % por la reducción de 2010 y las sucesivas minoraciones de las pagas extras, supresión completa incluida de la segunda paga extra de 2012; igualmente, se han empeorado las condiciones en las situaciones de incapacidad laboral, se han reducido las licencias y permisos y se ha limitado el ejercicio del derecho a la libertad sindical.

Pero ha llegado el momento de dar un paso adelante: hay dos novedades que a corto plazo obligan a cambiar el planteamiento de las actuaciones recientes:

MAÑANA SE APRUEBA EN EL CONGRESO LA LOMCE.

No han servido las protestas que desde casi todas las sensibilidades le han llovido al Ministerio. Era su responsabilidad; la nuestra era advertir tras estudiar y valorar, reconocer y denunciar, aciertos y errores, y hemos cumplido con ella. Ya no se justifica seguir con las protestas sin más, a no ser que se busque otro objetivo con motivaciones ajenas al personal en nombre del que se habla; ahora se trata de estar dispuestos a participar en el desarrollo de esta Ley, tanto a nivel nacional como autonómico, para explotar sus aspectos positivos y limitar el alcance de lo que presumimos que traerá consecuencias negativas.

EL MINISTERIO SE MUESTRA DISPUESTO A NEGOCIAR EL ESTATUTO DOCENTE A PARTIR DEL BORRADOR CONSENSUADO EN NOVIEMBRE DE 2007.

Muchas son las ocasiones en que hemos reivindicado la elaboración de un Estatuto Docente que fije el marco en el que se desarrolle la normativa que regule el ejercicio de la profesión docente. Ayer se celebró la última reunión con este objetivo, y el resultado hace cambiar las expectativas por los resultados de reuniones anteriores. No hay que echar las campanas al vuelo, pero no deja de tener su importancia el reconocimiento de un hecho capital: no es lo mismo negociar un estatuto en el actual contexto, muy mediatizado por la situación económica, que asumir los trabajos consensuados (por el Ministerio y todos los sindicatos) en una época de bonanza.

Insistimos en pedir al profesorado que participe con sus aportaciones, sean opiniones, quejas o sugerencias, porque las rectificaciones son posibles, como lo prueba el hecho mismo de volver a convocarnos para negociar el Estatuto después de cancelar la reunión prevista a mediados de septiembre y porque necesitaremos su apoyo en esa tarea de vigilar la aplicación de la LOMCE y negociar el Estatuto Docente con el objetivo de RECUPERAR LO NUESTRO.

CAMPAÑA A NIVEL NACIONAL.

NOTICIA EN PRENSA.

►DOCUMENTO IMPRIMIBLE PARA TABLÓN SINDICAL.

Ver Galería
Ficheros Adjuntos: