Resumen Reunión con la Administración el viernes.
16 de Junio de 2012

RESUMEN DE LA REUNIÓN MANTENIDA ESTA MAÑANA CON LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN

La Consejería tiene intención de convocar la próxima semana (con un plazo de 10 días hábiles) el procedimiento de constitución de una lista de Inspectores Accidentales con la que ir atendiendo durante el curso escolar, en régimen de comisión de servicios, las vacantes existentes en los Servicios Provinciales de Inspección (en la actualidad, 16 de un total de 40).

La convocatoria iría dirigida a funcionarios de los otros cuerpos docentes que acrediten determinados requisitos (los recogidos en el reglamento de acceso al cuerpo), aunque, a diferencia de las convocatorias anteriores, las plazas no se condicionarán a unas u otras especialidades, puesto que el desempeño de la función inspectora en Extremadura no se ha organizado aún con esas características.

Contra la pretensión inicial de la Consejería de no negociar los términos de la convocatoria, y de considerar como “informativa” la reunión a la que nos habían convocado, CSI•F ha exigido negociación y ha reclamado su participación en las bases de la convocatoria y el baremo cuya aplicación determine la posición de los candidatos en la lista como condición indispensable para aceptar un procedimiento por el que, según declaran desde la Consejería, intentan homogeneizar el acceso a la lista de aspirantes y dar la posibilidad de promocionar a todos los maestros y profesores interesados, en consonancia con el tratamiento que se otorga a otros colectivos.
Además, hemos destacado como fundamental la necesidad de convocar a oposición las plazas existentes (la última convocatoria se realizó en 2003).

Por otra parte, la Directora General de Personal Docente nos plantea, a instancia de sus servicios técnicos, la necesidad de contar con una norma propia de referencia para el tratamiento de los casos en los que un docente pierda provisional o definitivamente su destino. Según nos dice, su interés es unificar el tratamiento (muy dispar en según qué casos) que se recibe, sobre todo en la comparación entre maestros y el resto de los funcionarios docentes (ya se han solucionado algunas situaciones para las que no encontrábamos explicación, como las diferencias en el baremo de los concursos de traslados, afortunadamente ya superadas, pero se mantienen otras igualmente inexplicables).

En CSI•F entendemos la preocupación de los funcionarios de la Dirección General, pero como hablamos de cuestiones que resultan de mucha sensibilidad para los docentes, advertimos de lo delicado de modificar una situación que, al margen de otras valoraciones, se ha aceptado como normal por el profesorado, y que cualquier alteración puede revivir polémicas recientes (criterios de preferencia para la elección de horarios de los maestros).

Hemos propuesto que se señalen los casos o supuestos en los que sea reconocible como problemática, desde el punto de vista administrativo, la situación del docente como consecuencia de su desplazamiento o la supresión de su destino, para buscar soluciones concretas que no alteren el equilibrio que supone la aceptación de la situación actual.

Ver Galería