CSI-F contesta al Presidente de la CEOE
16 de Diciembre de 2011

► CSI-F CONSIDERA INTOLERABLES LAS PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA CEOE EN LAS QUE RECLAMA EL DESPIDO DE EMPLEADOS PÚBLICOS. Es triste ver como desde la CEOE, una vez más, se intenta desviar la atención de la crisis hacia los empleados públicos para ocultar la incapacidad de algunos para la creación de puestos de trabajo de calidad.


NOTA DE PRENSA

CSI-F CONSIDERA INJUSTAS, DESPROPORCIONADAS E INTOLERABLES LAS PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA CEOE EN LAS QUE RECLAMA EL DESPIDO DE EMPLEADOS PÚBLICOS

(Mérida, 15 Dic. 2011).-CSI-F Extremadura rechaza rotundamente las palabras del presidente de la CEOE, Juan Rosell, en las que reclama el despido de empleados públicos ya que son injustas, desproporcionadas e intolerables ya que en España no sobran empleados públicos: sin empleados públicos, la sociedad no podría funcionar.

Las palabras de Rosell demuestran un desconocimiento total de la realidad de la función pública en nuestro país y de la legislación vigente. Es triste ver como desde la CEOE, una vez más, se intenta desviar la atención de la crisis hacia los empleados públicos para ocultar la incapacidad de algunos para la creación de puestos de trabajo de calidad.

En CSI-F tenemos claro que los empleados públicos no tenemos por qué pagar los excesos de otros. Reclamamos que los ajustes se hagan recortando todas esas partidas ostentosas y superfluas que se siguen manteniendo en forma de gastos de representación. Además, consideramos imprescindible una reducción inmediata de altos cargos, asesores y la supresión de duplicidades en la gestión de los servicios públicos como medida necesaria para controlar el gasto y garantizar unos servicios públicos de calidad para todos los ciudadanos.

CSI-F quiere destacar que 43 de cada 100 funcionarios son profesores y sanitarios, en un país en el que ambos servicios son universales y gratuitos, mientras que el otro gran grueso lo forman funcionarios cualificados, diferenciados, y de servicios tan esenciales como los Funcionarios Judiciales, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y los militares profesionales, quienes cuentan con escasísimos sueldos.

Es más, en cuanto al número de funcionarios que posee España, existe un estudio comparativo con otros países en el que se demuestra que nuestro país está por debajo de la media en el volumen de funcionarios.

Hemos sufrido en los últimos tiempos recortes salariales, disminuciones de plantillas, etc. En CSIF llevamos años pidiendo que se trabaje en la modernización de las Administraciones Públicas, en la mejor adecuación de las mismas a la realidad actual, en la dignificación del trabajo del empleado público, en definitiva en defensa de los servicios públicos.

Hemos reclamado que se respeten y apliquen las leyes y acuerdos de la función pública. El Estatuto Básico del Empleado Público, que podría haber sido una herramienta fundamental para el desarrollo de la Administración Pública pero se encuentra relegado y sin una voluntad política de desarrollarlo.

CSI-F seguirá defendiendo el trabajo de los empleados públicos, la necesidad de un servicio público de calidad, coherente y bien dimensionado; todo, en defensa de lo público.